Público
Público

El primer ministro afirma que el estado de excepción durará "varios días"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Tailandia, Samak Sundaravej, señaló que el estado de excepción declarado hoy en la capital tailandesa tras los enfrentamientos que causaron un muerto y 34 heridos, será levantado en "varios días".

Sundaravej hizo ese anuncio tras reunirse con la cúpula militar en el Cuartel General de las Fuerzas Armadas, incluido con el jefe del Ejército, general Anupong Paochinda, que está a cargo de aplicar el estado de excepción.

En rueda de prensa, el primer ministro indicó que la medida fue adoptada tras mantener consultas a lo largo de la pasada noche con "todas las partes", y que será retirada " después de que se resuelvan los problemas".

"Voy a intentar solucionar los problemas lo antes posible", dijo el mandatario.

Sundaravej declaró el estado de excepción después de que al menos una persona muriera y otras 34 resultaran heridas en enfrentamientos entre políticos contrarios.

El anuncio fue emitido por todas los canales de la televisión, y en el que se precisa, que el jefe del Ejército, general Anupong Paochinda, está cargo de aplicar el decreto de estado de excepción firmado por el primer ministro a primeras horas de la mañana.

"Asumo la responsabilidad por lo que he hecho", respondió el primer ministro al ser preguntado por el motivo que le llevó a declarar el estado de excepción.

El estado de excepción permite al Ejército emplear el uso de la fuerza, le da poder para censurar la información de los medios de comunicación, y prohíbe las reuniones públicas de más de cinco personas.

"El decreto da al general Anupong Paochinda potestad para que los soldados entre en cualquier sitio y puedan desalojar a las personas de cualquier lugar", indicó el anuncio oficial en aparente referencia los miles de manifestantes de la antigubernamental Alianza del Pueblo para la Democracia que desde hace una semana ocupan la sede del Gobierno en Bangkok.

Sundaravej precisó que la medida "es un instrumento para acabar con la ocupación de la sede del Gobierno", de la que se encargará un comité especial creado para aplicar el estado de excepción, que entró en vigor a las 07:00 hora local (00:00 GMT), en la capital.

Además de desalojar a los manifestantes que controlan el recinto gubernamental, Sundaravej precisó que también serán dispersados los seguidores de alianza que desde hace varios días están acampados en las proximidades.

La medida fue adoptada después de que unos 400 soldados fueran enviados a reforzar a los agentes de Policía que intentaron poner fin a una batalla campal entre partidarios de la antigubernamental Alianza del Pueblo para Democracia y seguidores del Gobierno.

El jefe de Emergencias de Bangkok, Petchpong Kamjornkijakarn, dijo al canal de la televisión TPBS, que una persona murió y otras 34 resultaron heridas, dos de ellas por disparos.

Durante los enfrentamientos librados cerca del palacio del Gobierno, que desde hace una semana controlan los partidarios de la alianza, algunos manifestantes arrojaron cocteles "molotov.

Los enfrentamientos duraron cerca de una hora, y tuvieron lugar un día después de que los líderes de la alianza que permanecen en el recito gubernamental, advirtieran que sus manifestantes iban a ser atacados por partidarios de Alianza Contra la Dictadura, una organización próxima al Gobierno.

Por su parte, el líder de los manifestantes de que ocupan la sede del Gobierno de Tailandia desde hace una semana, ha declarado que desafía el estado de excepción impuesto por el primer ministro Samak Sundaravej, por lo que sus partidarios continuarán en el recinto.