Público
Público

El primer ministro belga dice que Fortis puede ser un banco estatal "viable"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro belga, Herman Van Rompuy, manifestó hoy que sigue siendo partidario de llegar a un acuerdo para la venta de Fortis al banco francés BNP Paribas aunque, si tal pacto no llega a producirse, Fortis podría ser una entidad estatal "perfectamente viable".

Estas declaraciones fueron hechas por el primer ministro belga en una entrevista a las cadenas de televisión RTL-TVI y a la pública flamenca VRT, según recoge la agencia Belga.

En referencia al acuerdo con BNP Paribas, Van Rompuy señaló que "siempre hemos mantenido la voluntad de llevarlo a buen término, pero vamos a evaluar en el seno del Gobierno si reúne los cimientos suficientes por parte de los accionistas".

Asimismo, indicó que habrá que ver si el pacto es "soportable" por el presupuesto del Estado.

En caso contrario, el primer ministro apuntó que Fortis "se convertirá en un banco público perfectamente viable".

El Gobierno belga, que tuvo que nacionalizar Fortis junto a Holanda y Luxemburgo para evitar su quiebra, había pactado con BNP venderle la mayoría del negocio bancario en Bélgica y parte de los seguros, pero la oposición de los accionistas -que fueron consultados por una decisión judicial- frustró la operación.

El acuerdo suscrito con la entidad francesa debía ejecutarse antes del próximo 28 de febrero, aunque las partes han decidido ampliar el plazo una semana más.

Por otra parte, Van Rompuy también anunció que se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, en el Consejo Europeo informal que se celebra hoy en Bruselas, para defender la propuesta del Gobierno flamenco de participar en una "asociación europea" para salvar la fábrica de Opel en Amberes, amenazada por la mala situación económica de General Motors (GM).

Opel ya ha señalado que se separará de su matriz estadounidense para asegurarse la supervivencia, aunque mantendrá sus lazos con la firma de Detroit en el área de investigación tecnológica y uso de patentes.

Los ministros flamencos de Empleo, Frank Vandenbroucke, y de Economía, Patricia Ceysens, presentes igualmente en el plató de televisión, precisaron que están dispuestos a prestar su apoyo a Opel "pero no a tirar el dinero en un pozo sin fondo".

Vandenbroucke puso como condición a la ayuda del Gobierno de la región flamenca que exista un plan de acción europeo, que Alemania dé su apoyo y que Flandes pueda retirarse de la operación si el proceso no evoluciona como tenía previsto.