Público
Público

El primer ministro canadiense convoca elecciones para octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, convocó el domingo elecciones para el 14 de octubre, en un intento defortalecer su mandato tras dos años y medio a cargo de un Gobierno conservador de minoría.

Los sondeos de opinión de esta semana mostraron que los conservadores tienen tanta ventaja sobre los liberales de la oposición quepodrían ganar la mayoría de los 308 escaños del Parlamento.

Harper dice que Canadá necesita un liderazgo estable en un momento en que la economía está sufriendo por la desaceleraciónestadounidense. Ya ha dejado en claro que no propondrá el tipo de recortes impositivos de alto perfil que su Gobierno presentó en el pasado.

Los liberales afirman que si son elegidos aprobarán un arancel de ingresos por dióxido de carbono neutral diseñado para recortar lasemisiones gases de efecto invernadero. Harper sostuvo que ese plan es un desastre.

"Entre este momento y el 14 de octubre, los canadienses elegirán un Gobierno que cuide sus intereses en una época de problemaseconómicos mundiales", aseveró Harper en una declaración.

"Elegirán entre la dirección o la incertidumbre, entre el sentido común o los experimentos arriesgados, entre la estabilidad y el riesgo", dijodespués de convocar a los terceros comicios de Canadá en cuatro años.

Harper anunció las elecciones en un comunicado que fue entregado a periodistas tras visitar a la gobernadora general de Canadá,Michaelle Jean, para solicitarle que disuelva el Parlamento.

Jean es la representante de la Reina Isabel, la jefa de Estado del país.

La oposición dice que Harper está violando una ley electoral que fijó la fecha de la próxima elección para octubre del 2009. El primerministro, cuyo Gobierno presentó la ley, sostiene que es necesaria una nueva votación porque el Parlamento se ha vuelto disfuncional.

Harper llegó el poder tras las elecciones de enero de 2006.

Un sondeo local divulgado el domingo dio a los conservadores un 37 por ciento y 24 por ciento a los liberales.

/Por Randall Palmer y David Ljunggren /.*.