Público
Público

El primer ministro de Haití aboga por la refundación de su país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, propuso ayer la necesidad de "refundar" Haití y de cambiar la manera de gobernar el país en el marco de los esfuerzos de reconstrucción después del devastador sismo del 12 de enero que dejó 217.000 muertos.

El primer ministro hizo esta declaración al inicio de una reunión de dos días del Gobierno con instituciones internacionales en Puerto Príncipe, para discutir sobre los planes de reconstrucción del país caribeño.

Bellerive abogó para la "refundación" de Haití, mientras se comprometió a "cambiar la manera de gobernar el país" y "trabajar para la protección del medio ambiente, establecer infraestructuras, servicios de salud y educación" en toda la nación.

Consideró que el tamaño de la catástrofe es en gran parte la consecuencia de la "extracentralización" de las actividades políticas, económicas y administrativas en la capital.

La refundación de Haití deberá basarse en "nuestra cultura" y "nuestra voluntad colectiva de vivir juntos", señaló Bellerive.

"Compartamos un sueño, el de ver Haití como un país emergente en 2030, una sociedad de la simplicidad, equitativa y solidaria, donde el conjunto de las necesidades de base de la población sean satisfechas", agregó.

El primer ministro haitiano anunció que el Gobierno está preparando un documento de base que servirá de plan para la reconstrucción.

"Es Haití que debe proyectar su futuro", enfatizó.

La coordinadora del sistema de las Naciones Unidas en Haití, Kim Bolduc, estimó que las autoridades del país deben establecer una opción estratégica para la rehabilitación del país.

"Las opciones y las decisiones (del Gobierno) van a tener una influencia duradera sobre el futuro de Haití", puntualizó.

"Si optamos para reconstruir Haití como estaba antes, vamos a optar para el fracaso, y si optamos para trabajar juntos vamos a optar por la esperanza", advirtió Bolduc.

En esta reunión participan también representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Comisión Europea.