Público
Público

El primer ministro húngaro ofrece irse para superar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro húngaro, el socialista Ferenc Gyurcsany, dijo el sábado a su partido que estaba dispuesto a hacerse a un lado para que un nuevo Gobierno con un nuevo líder pudiera sacar a Hungría de la crisis económica.

"La gestión de la crisis y otros cambios requieren un mayor respaldo político y social que el que hay hoy en día", declaró Gyurcsany en un congreso de los socialistas.

"Escucho que soy el obstáculo a la cooperación necesaria para los cambios, para una mayoría de Gobierno estable y el comportamiento responsable de la oposición", declaró. "... Si es así, entonces elimino ahora este obstáculo. Propongo que formemos un nuevo Gobierno bajo un nuevo primer ministro".

Una fuente próxima a Gyurcsany dijo a Reuters que planeaba organizar una "moción de censura constructiva" en el Parlamento, en la que al menos una quinta parte de todos los representantes proponen una moción de censura, se elige un nuevo candidato a primer ministro, y el Parlamento rechaza en una votación al actual y respalda a su sucesor.

Esta medida no precipitaría el adelanto de las elecciones.

"En un sentido legal no será una dimisión, sino una moción de censura constructiva, encabezada por el primer ministro", dijo la fuente. "Si hay una mayoría parlamentaria, podría haber un nuevo primer ministro para mediados de abril", declaró, añadiendo que Gyurcsany quería seguir siendo presidente del Partido Socialista.

La crisis financiera internacional ha afectado de forma particularmente dura a Hungría, y en octubre tuvo que aceptar un paquete de rescate liderado por el Fondo Monetario Internacional de 25.100 millones de dólares (unos 18.500 millones de euros) para evitar un desastre financiero.

La fuente dijo que las conversaciones con los partidos con representación parlamentaria empezarían la próxima semana para elegir un nuevo primer ministro lo antes posible para aprobar las necesarias medidas presupuestarias con una mayoría estable.

La veterana política socialista Monika Lamperth dijo a los periodistas que el partido celebraría un congreso el 5 de abril para elegir su candidato a la presidencia del Gobierno.

Se espera que la economía húngara, muy dependiente de las exportaciones, se contraiga un 4,5 por ciento este año, pero algunos analistas dicen que la recesión podría ser más profunda. La deuda del país está creciendo y su divisa cayó a mínimos récord respecto al euro a principios de mes.

Gyurcsany ha encabezado un gobierno socialista en minoría desde el pasado abril, cuando los Demócratas Libres abandonaron la coalición.