Público
Público

El primer ministro luxemburgués exige que las ayudas estatales las apruebe la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro luxemburgués, Jean Claude Juncker, ha exigido que las posibles ayudas estatales alemanas a la industria local del automóvil sean verificadas y aprobadas por la Unión Europea (UE).

"Tratado es tratado. La comisión de la UE estudiará toda ayuda y comprobará si se atiene al derecho de la UE", afirma Juncker en unas declaraciones que publica hoy el rotativo Bild al comentar el posible apoyo económico de Berlín a la empresa automovilística alemana Opel.

Juncker se muestra partidario de elaborar un plan de rescate para la industria europea del automóvil, ya que, si el Gobierno estadounidense salva de la ruina con miles de millones de dólares a Ford, GM y Chrysler, "nosotros no podemos quedarnos mirando y dejar a nuestros fabricantes en Europa solos".

Para el primer ministro luxemburgués "tiene poco sentido que Alemania, Francia o Italia traten por su cuenta de apoyar a sus propias industrias del automóvil. Esto solo se puede hacer unidos" y por eso los gobiernos europeos de los países fabricantes deben reunirse y buscar soluciones juntos.

Mientras tanto, aumentan los expertos económicos alemanes que defienden la opción de que el Gobierno alemán fuerce la separación de Opel de su consorcio matriz, la empresa estadounidense GM, al borde de la suspensión de pagos.

El Estado debería comprar Opel y convertir la empresa en una sociedad anónima, propone en el diario Thüringer Allgemeinen el profesor Udo Ludwig del Instituto de Estudios Económicos (IWH) de Halle.