Público
Público

El primer ministro somalí pide apoyo para luchar contra los integristas de Al Shabab

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Somalia, Abdiweli Mohamed Ali, pidió hoy el apoyo de la comunidad internacional y de los propios somalíes para fortalecer la lucha contra Al Shabab, grupo integrista islámico vinculado a Al Qaeda que ayer causó la muerte de más de 80 personas en un atentado suicida en Mogadiscio.

"La violencia contra gente inocente no atemorizará a nuestro pueblo. Es el mejor momento para actuar contra estos cobardes antes de que se vuelvan a agrupar y repitan acciones como esta", afirmó el primer ministro somalí durante una rueda de prensa en la capital etíope.

El llamamiento de Ali se produce un día después de que Al Shabab se responsabilizara de un atentado suicida con coche bomba en el centro de Mogadiscio, en el que murieron al menos 82 personas y otras 50 resultaron heridas, informaron a Efe fuentes del servicio de emergencia.

Según Ali, este ataque sobre Somalia, un país que carece de gobierno efectivo desde hace dos décadas, "debería unir a los somalíes y a todos los ciudadanos pacíficos del mundo para luchar contra estos actos atroces de terrorismo".

Dos miembros de Al Shabab, grupo rebelde que actúa en Somalia desde hace unos 5 años, condujeron un camión bomba hasta un complejo de edificios del Gobierno tan solo dos meses después de que anunciaran su retirada de Mogadiscio "por razones estratégicas".

Ali aseguró asimismo que el ataque no es resultado de debilidad del Gobierno Federal de Transición de Somalia (TFG, sus siglas en inglés) y que Al Shabab ha perdido la guerra, porque con apoyo de las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), se forzó a los rebeldes a abandonar Mogadiscio.

"Sabemos que esté tipo de actos son de desesperación", sentenció.

Al Shabab, que controla amplias zonas del sur de Somalia, intenta derrocar al Gobierno Federal de Transición para imponer un Estado islámico integrista, y en los pasados dos años ha atacado sistemáticamente las bases gubernamentales y de la AMISOM en Mogadiscio.