Público
Público

La primera biografía de Fraga destaca su papel como "hombre de Estado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ha participado hoy en la presentación de su primera biografía autorizada, que destaca su papel como "hombre de Estado" durante el franquismo y la Transición.

La figura de Fraga es importante para entender la época de Francisco Franco, la pre-Transición, la Transición, así como la consolidación del sistema democrático en España, ha explicado Manuel Penella, autor del libro "Manuel Fraga Iribarne y su tiempo", editado por Planeta.

Durante el acto, que se ha celebrado en la Casa de Galicia en Madrid, Fraga ha recordado que fue un niño, hijo de dos emigrantes que se conocieron en Cuba, que le dieron muchas ventajas y que le permitieron conocer los primeros focos modernos de La Habana o visitar Nueva York.

Ha apuntado que cuando fue nombrado ministro de Información y Turismo se dio cuenta de que con la famosa Ley del año 38 era imposible ningún tipo de libertad y de que el turismo era un instrumento de formación de la opinión dentro y fuera de España, así como una importante fuente de divisas.

En el momento de la muerte de Franco, se encontró como vicepresidente del Gobierno y ministro de la Gobernación y, a continuación, fue uno de los cinco miembros de la ponencia que redactó la Constitución de 1978, la de mayor duración en España de todas las elaboradas en los siglos XIX y XX, ha explicado.

Por su parte, Penella ha destacado que, durante el franquismo, Fraga manifestó "un compromiso con el bien común y con la modernización de España".

El autor ha resaltado el papel de Fraga como ministro de Información y Turismo, una cartera desde la que impulsó su Ley de Prensa, que supuso el comienzo del "deshielo intelectual" antes de la Transición, y fomentó el turismo, que fue un elemento de difusión cultural y una fuente de divisas.

Penella también ha señalado la importancia decisiva de Fraga como político liberal-conservador y le ha reconocido el mérito de transformar una derecha no democrática en una derecha moderna y liberal.

Tras recordar que a Fraga se le ha reprochado su carácter autoritario, su fuerte personalidad o su conservadurismo, ha opinado que estos elementos de su carisma han sido fundamentales para que pudiera cumplir su "misión histórica".