Público
Público

Primera condena a un militar en Guatemala por las desapariciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un antiguo coronel se convirtió en el primer militar en ser encontrado culpable de ordenar la desaparición de víctimas durante la guerra civil de Guatemala, al recibir el jueves una pena de 53 años de prisión.

El coronel retirado Marco Antonio Sánchez y otros tres ex paramilitares fueron encontrado culpables de la desaparición de ocho campesinos en octubre de 1981, una sentencia que marca un hito tras décadas de impunidad en Guatemala.

Casi 250.000 personas, principalmente indígenas mayas, fueron asesinadas durante el conflicto que entre 1960 y 1996 enfrentó a guerrillas izquierdistas y al Gobierno. Se cree que unas 45,000 de ellas fueron desaparecidas.

Una comisión de la verdad de Naciones Unidas indicó que más del 80 por ciento de las desapariciones fueron cometidas por el Ejército.

En agosto, el ex comisionado militar Felipe Cusanero se convirtió en la primera persona sentenciada por hacer desaparecer seis víctimas durante la guerra civil de Guatemala y recibió una pena de 150 años de prisión. Los comisionados eran parte de las llamadas "patrullas de autodefensa civil", en donde civiles eran ocupados por paramilitares.

La sentencia contra Sánchez es la primera que se da directamente contra un militar.

"Hemos luchado muchos años y hemos logrado lo que queremos, la justicia, porque en nuestro país miramos que no hay justicia", dijo a Reuters Miguel Ángel Gallardo, de 52 años, cuyo tío y sus dos primos se encontraban entre las víctimas.

Los embajadores de Estados Unidos, Holanda, Chile y Suiza estuvieron presentes en los últimos días del juicio, que comenzó en septiembre.

La sentencia fue leída en una corte de la provincia de Chiquimula, unos 150 kilómetros al este de Ciudad de Guatemala, y justo a unos pocos kilómetros de la villa en donde las ocho víctimas fueron vistas por última vez.

Sánchez encabezó una base militar regional al este del país durante varios años en la década de 1980.

"Este proceso apoya la búsqueda de la verdad durante el conflicto armado interno y es fundamental en el proceso de la búsqueda de justicia", dijo Estuardo Galeano, del grupo de derechos humanos Apoyo Mutuo.

Muy poca gente ha sido llevada a juicio por violaciones relacionadas con el conflicto interno de Guatemala.