Público
Público

La primera ministra australiana anuncia una política de inmigración más restrictiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva primera ministra de Australia, Julia Gillard, anunció hoy un giro en las políticas de inmigración respecto a las de su antecesor, Kevin Ruud, y que pondrá más restricciones a la llegada de extranjeros al país.

Rudd se manifestó recientemente partidario de una "Gran Australia" que llevara a su país de los 22 millones de habitantes actuales a unos 35 millones en 2050, de acuerdo con una tendencia migratoria que atrae 300.000 forasteros cada año.

"No creo en una 'Gran Australia' sino en un país sostenible", dijo la nueva líder del país, nacida en Gales (Reino Unido), que relevó a Rudd el jueves pasado tras una rebelión en el Partido Laborista.

"Australia no debería ir hacia un gran aumento de población. Necesitamos pararnos, tomar un respiro y desarrollar políticas para tener un país sostenible", añadió Gillard en una entrevista en el periódico Daily Telegraph.

El aumento de población de Australia en los últimos años fue del 2 por ciento, el más elevado de todos los países desarrollados.

La primera ministra dijo que tal crecimiento podría ser problemático para el país ante su enorme extensión de territorio deshabitado, la escasez de agua, y necesidades en transporte y carreteras.

Gillard, quien se espera que esta semana haga público su nuevo Gobierno, anunció el nombramiento de un nuevo ministro para la Población Sostenible, que se dedicará a valorar la capacidad de crecimiento poblacional.

"No quiero áreas de Australia con el 25 por ciento de los jóvenes en el paro porque no hay trabajo", dijo la primera ministra quien, no obstante aseguró que los inmigrantes podrán entrar en el país a cubrir demandas desatendidas de trabajo.