Público
Público

Por primera vez en la historia se superan los 1.000 millones de turistas en todo el mundo

El sector experimentó en 2012 un crecimiento del 4% con respecto al año anterior, según el Barómetro de la Organización Mundial del Turismo. España se mantiene como el país con mejor balanza tur&iacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de turistas en todo el mundo alcanzó en 2012 la cifra récord de 1.035 millones, lo que supone superar por primera vez en la historia los mil millones, según el Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Este récord se alcanzó gracias que el turismo en todo el mundo creció el año pasado un 4% con respecto al anterior, lo que supone una leve tendencia a la baja en comparación con los años anteriores. En 2010 creció un 6,5% y en 2011 un 4,7%.

Este Barómetro, presentado este martes en Madrid -un día antes de que arranque la feria turística Fitur-, ofrece tanto los datos detallados de turistas durante 2012, como los gastos que realizaron en los países a los que viajaron como las proyecciones turísticas de cara a este 2013.

En 2012 se registraron 39 millones de turistas más que en 2011, año en el se alcanzaron los 996 millones. Y la Organización estima que con este ritmo de crecimiento en 2020 podrían alcanzarse los 1.800 millones. Para el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, 'el turismo mundial logró mantener su rumbo pese a que 2012 fue un año de inestabilidad económica, especialmente en la eurozona'. Por eso, Rifai considera que el turismo 'forma parte de la solución para estimular el crecimiento económico'.

Por regiones, Asia y el Pacífico se situaron a la cabeza de este crecimiento con un incremento del 7%. Y en especial el Sudeste Asiático se mantuvo como el destino turístico que más crece anualmente (9%).  Cabe destacar que uno de los países más beneficiados durante el año pasado fue Japón, que logró dejar atrás el efecto negativo que tuvo el tsunami de marzo de 2011. No en vano fue el país que experimentó un mayor crecimiento en ingresos por turismo en todo el mundo, con un 37%. 

En cuanto al resto de continentes, Europa se mantiene como el que más turistas acoge de todo el mundo pese a la crisis que sigue azotando la zona euro. Casi la mitad de ellos optan por viajar al Viejo Continente, que acogió a un total de 535 millones el año pasado, 17 millones más que en 2011. Dentro de Europa destacó el aumento de turistas en países del centro y el Este (+8%) y el retroceso en el aumento de llegadas a la Europa del Mediterráneo, que pasa de un 7,4% en 2011 a un 2% en 2012. América registró un 4% más de turistas, alcanzando los 162 millones. Y África experimentó un aumento de más de un 6% gracias a que el norte del continente recuperó el turismo perdido en 2011 debido a las revoluciones y conflictos en países como Libia. La única región que perdió turistas fue Oriente Medio, en torno a un 5%, pese a la recuperación de turistas por parte de Egipto.

La recuperación del turismo emisor de Reino Unido va a beneficiar a España en los próximos añosEn cuanto a España, la OMT señala que se mantiene como primer destino turístico en Europa y como tercero en todo el mundo. En 2012 visitaron España 57,7 millones de turistas, lo que supone un crecimiento de un 2,7%. Estos, además, se gastaron un total de 43.000 millones de dólares en los primeros diez meses del año (lo que supone una subida de un 1% con respecto al 2011). Teniendo en cuenta que el gasto de los turistas españoles en el extranjero fue de 12.000 millones, la balanza turística se sitúa con un saldo positivo de 31.000 millones, lo que convierte a España en el país con mejores datos de todo el mundo. Rifai ha destacado, al respecto, que la OMT 'valora de manera muy positiva las políticas del Gobierno para fomentar el turismo'.

Con respecto a los gastos de los turistas en el extranjero fueron dos economías en pleno auge las que ofrecieron los datos más reseñables. Y es que los turistas de China y de Rusia fueron los que más aumentaron sus gastos en el extranjero. En el primer caso un 42% y en el segundo un 31%. Pero también hay que destacar los datos llamativos de otros países. Por ejemplo, los turistas procedentes de Venezuela también aumentaron sus gastos un 31% y los de Polonia un 19%. En los mercados tradicionales, los gastos de los alemanes aumentaron  un 3% y cabe destacar la recuperación del mercado emisor de Reino Unido (5%). Precisamente, la OMT destaca que esta elevación de los turistas británicos, tras dos años estancado, va a beneficiar especialmente a España. 

Entre los diez primeros destinos turísticos del mundo, los ingresos se incrementaron significativamente en Hong Kong (+ 16%), en Estados Unidos (+ 10%), Reino Unido (+ 6%) y Alemania (+ 5%). Pero fuera de ese top ten destacan el ya citado caso de Japón, pero también el dinero inyectado en países como India o Suráfrica, que aumentó en un 22%, Suecia o Corea del Sur (+19%), Tailandia (+18%) o Polonia (+16%).

Para 2013 la OMT espera que el crecimiento se mantenga en torno a un 3-4% y la región de Asía-Pacífico seguirá siendo la que registre con mayor fuerza la llegada de turistas, seguido de África y Europa. La organización sostiene que, pese a los acontecimientos recientes en Mali, Argelia o Egipto, el continente africano no se verá afectado y se prevé que lleguen en 2013 cerca de 55 millones de turistas, lo que supone una subida en torno a un 6%, sobre todo motivado por el creciente turismo ecológico en países como Tanzania, Kenia o Suráfrica. En todo el mundo, las previsiones del panel de expertos de la OMT contempla una mejora de dos puntos (124 punto) con respecto a la estimada para 2012.

Por último, la OMT señala cuatro retos para mejorar el turismo en todo el mundo. El primero ha de pasar por que los países faciliten el tránsito de viajeros a través de la supresión de visados, que suponen una barrera importante como sucede en EEUU. El segundo reto es fomentar la conectividad, sobre todo la aérea. El tercero es reducir las imposiciones fiscales, ya que según Rifai, 'en Europa siguen existiendo políticas demasiado sesgadas al respecto'. Y por último, proteger más al consumidor. Y todos ellos deberían ir encaminados a lograr una mayor sostenibilidad del sector turístico.