Público
Público

Princesa, a pesar de los tabloides

La relación entre el príncipe Guillermo de Inglaterra y su prometida Kate Middleton ha estado marcada por el acoso de la prensa sensacionalista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A sus 28 años, Kate Middleton, ha tenido que acostumbrarse a esquivar los golpes de los taloides a marchas forzadas. Ha sido un ejercicio duro desde que conociera al príncipe Guillermo en 2001 en la exclusiva Universidad de Saint Andrews.

Tanto, que en 2007 la pareja se separó por la presión a la que estaba sometida la llamada a ser princesa de Inglaterra, la primera sin sangre real desde hace 350 años.

Middleton procede de una familia de clase media que encontró un filón en la venta de artículos para fiestas por Internet. Su padre y su madre trabajaron durante mucho tiempo para British Airways. Él, como controlador aéreo, y ella, como azafata. Aunque se retiraron y montaron un negocio familiar que va viento en popa.

La joven es la mayor de tres hermanos y desde el inicio siguió una educación de categoría. Pasó por el prestigioso colegio privado de Marlborough, en Wiltshire, destacando por sus altas calificaciones.

Luego llegó a la universidad, donde se especializó en historia del arte y conoció a Guillermo. No fue una situación demasiado apta para la realeza. El príncipe participaba en una fiesta de la beneficencia y Middleton estaba allí posando en ropa interior.

Corría 2002 y los jóvenes ya empezaban a compartir fines de semana juntos sin librarse de los comentarios en la prensa. El Palacio de Buckingham intervino entonces para que se los diera algo de tregua al menos durante su época de estudiantes.

La cosa no duró mucho porque Middleton apareció en primera plana en una fotografía durante una estancia de los príncipes en un resort de esquí en Suiza.

En 2005 Kate Middleton acabó sus estudios y se mudó a Londres. Los  fotógrafos comenzaron entonces a perseguirla día y noche. Los dos años siguientes estarían repletos de rumores de boda, pero en 2007 dejaron de verse por el acoso de la prensa.

La separación no duró mucho y en verano de ese año volvían a aparecer juntos en actos oficiales y en las portadas. Hasta el anuncio de hoy.