Público
Público

El Principal representa "Calcetines Opus 124", fábula sobre la amistad y la tolerancia

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El Teatro Principal de Valencia pone en escena desde hoy miércoles al 28 de noviembre la obra del escritor, actor y dramaturgo francés Daniel Colas, "Calcetines Opus 124", una divertida fábula sobre la amistad y la tolerancia de dos personas de gustos muy diferentes pero que se necesitan, en clave de comedia.

José Sancho y Joaquín Kremel dan vida a dos músicos de caracteres opuestos y contradictorios, que tienen una idea distinta del hecho teatral, pero que al final no tienen más remedio que aceptarse a si mismos.

En una rueda de prensa en el complejo teatral Rialto en la que ha intervenido la directora general de Teatres de la Generalitat, Inmaculada Tomás, y los actores José Sancho y Joaquín Kremel, se ha presentado este montaje dirigido por José Carlos Plaza, que se estrenó recientemente en Sevilla.

Inmaculada Tomás ha manifestado que Daniel Colas ha escrito de forma inteligente una divertida comedia sobre la amistad y la tolerancia a través de la interpretación de dos actores que tratan de crear un buen espectáculo con los momentos estelares más significativos de sus repertorios.

El acto valenciano José Sancho ha explicado que "mientras mi compañero de reparto Joaquín Kremel, da vida a un actor trasnochado, que ya "ha pasado el arroz", mi personaje es un "progre" que oculta sus carencias y despotrica del teatro comercial".

Sancho la calificado el montaje de Daniel Colás de tragedia, con humor, centrada en dos individuos que "viven inmersos en la soledad".

Por su parte, Joaquín Kremel, ha definido la pieza de "una buena fábula que habla de la amistad y de la tolerancia de dos seres totalmente opuestos, y que cada uno de ellos tiene una manera de ver el teatro".

Ha indicado que "la obra, que provoca la risa de los espectadores, es en el fondo una reflexión sobre el comportamiento humano".

El actor ha remarcado que "los personajes son dos músicos, vestidos de payaso, con su nariz roja y colorida indumentaria, que tratan de alcanzar un acuerdo para iniciar un proyecto teatral".

"Dos cómicos y dos personas del mundo del espectáculo, pero que podrían ser de cualquier otra profesión; personas para quienes no están demasiado lejos el momento de su jubilación, están motivados por el deseo de regresar a la luz. Un deseo de vida", ha señalado Kremel.

El actor ha explicado que "los dos personajes se pelan, se odian y se hace reproches mutuos, en un constante duelo que maneja rabietas, confidencias y rencores con tal sentido del humor que produce en el espectador ese bien tan preciado como es la risa e, incluso, la carcajada, pero también hace pensar".

Ha indicado que al final de la pieza los dos actores se "vampirizan" y se ven obligados a aceptarse mutuamente a pesar de sus diferencias".

En "Calcetines Opus 124" sus protagonistas, dos músicos que interpretan el violín y el violonchelo, tratan de mostrar un recital poético, acompañado de música y unas escenas de payasos.

Pero si bien es cierto que la música armonizará sus desacuerdos, la idea del "número de payasos" solo,lograra evidenciar sus desacuerdos, creándoles un clima insoportable de tensión y división.