Público
Público

Las principales bolsas europeas cierran al alza en una jornada tranquila

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las principales bolsas europeas terminaron la semana al alza, con excepción de París y Milán, en una jornada que los inversores calificaron de tranquila y ordenada.

Las tendencias al cierre de sesión en las bolsas europeas fueron algo desiguales. Fráncfort, Londres, Zúrich y Madrid cerraron al alza, mientras que París, Milán y Viena lo hicieron a la baja.

Los operadores destacaron la tranquilidad de la sesión bursátil, carente de impulsos ante la falta de datos coyunturales relevantes a ambos lados del Atlántico.

Al término de la negociación bursátil, el FTSE 100 de Londres subió un 1 por ciento, el DAX 30 de Fráncfort aumentó un 0,5 por ciento y el Ibex 35 de Madrid creció un 0,3 por ciento.

El CAC 40 de París perdió un 0,3 por ciento, el S&P/Mib de Milán retrocedió un 0,5 por ciento.

El índice EuroStoxx 50, que agrupa a los 50 valores más grandes de la zona del euro, creció un 1,9 por ciento por ciento, hasta 3.701,17 unidades.

En Europa, el sector que más subió fue el de las materias primas, con un aumento del 2,35 por ciento, gracias al incremento de los precios de la energía y de los metales.

También aumentaron los valores tecnológicos (+2,1 por ciento) y los del sector de los servicios financieros (+1,6 por ciento).

Por el contrario, las aseguradoras perdieron un 0,3 por ciento.

El sector farmacéutico se vio perjudicado por la publicación de los resultados anuales de la compañía GlaxoSmithKline, que redujo un 3,2 por ciento su beneficio en comparación con 2006, afectada por una importante caída de las ventas de su fármaco Avandia en EEUU.

Las acciones de GlaxoSmithKline bajaron un 0,7 por ciento, las de AstraZeneca cayeron un 1,6 por ciento, las de Sanofi-Aventis cedieron un 1 por ciento y las de Roche un 0,8 por ciento.

También los títulos de los bancos franceses experimentaron un retroceso. Las acciones de Credit Agricole perdieron un 4,1 por ciento, las de BNP Parisbas un 2 por ciento y las de Société Générale un 3,5 por ciento.