Público
Público

El príncipe Alberto recibe el agradecimiento de Cantabria a los soberanos monaguescos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El príncipe Alberto de Mónaco ha recibido hoy, en nombre de su tatarabuelo, Alberto I, el agradecimiento de Cantabria por el mecenazgo de las primeras excavaciones en el conjunto arqueológico de Monte Castillo, que el soberano monaguesco ha recorrido por primera vez.

"Fantástico", ha dicho el príncipe del paisaje de Cantabria, tras ser preguntado por los periodistas que le esperaban a la entrada de la cueva de El Castillo, la primera cavidad del conjunto que hoy va a visitar acompañado del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla.

Alberto II de Mónaco también ha calificado de "muy lindo" todo lo que ha visto en la región, aunque éstas han sido las únicas palabras que han podido arrancarle los medios de comunicación, que no han tenido oportunidad de acceder a la cueva.

Antes de entrar en El Castillo, declarada junto al resto de cuevas de Puente Viesgo Patrimonio de la Humanidad, el príncipe ha contemplado el paisaje desde el monte donde está el conjunto arqueológico y al lado del monumento que recuerda al descubridor de la cavidad, Hermilio Alcalde del Río, a sus primeros excavadores y a Alberto II de Mónaco.

En este monumento, que es una réplica sobredimensionada de un hacha bifaz de hace 125.000 años, se reproduce la frase que su tatarabuelo escribió en el libro de firmas de la cueva el 23 de julio de 1914.

"Una de las glorias de España será siempre el haber contribuido, de una manera tan brillante, a establecer la verdadera historia de la humanidad", escribió el Príncipe de Mónaco en su segunda visita a Cantabria.

El director del Instituto de Paleontología Humana de París, Henri de Lumley, ha sido el encargado de explicar al príncipe de Mónaco la relación que existe entre la cueva de El Castillo y las del sur de Francia.

Lumley ha dado esta información a Alberto de Mónaco después de que descubriera una placa conmemorativa de su visita, en la que Cantabria reconoce y agradece a los soberanos monaguescos su mecenazgo de las primeras excavaciones, con motivo de su centenario, según han explicado fuentes del Gobierno cántabro.

El director durante 43 años de este complejo arqueológico, José María Ceballos, ha sido guía del príncipe en la visita a la primera de las cuevas del conjunto de Monte Castillo, ya que a primera hora de la tarde recorrerá otras dos cavidades: La Pasiega y Las Chimeneas.

Alberto de Mónaco almuerza en el Balneario de Puente Viesgo con el presidente cántabro y el embajador de Mónaco en España, Patrik Von Klaverein, y tras la comida recibirá varias regalos del Gobierno de Cantabria, como el facsímil del libro "Las cavernas de la región cantábrica", una de las obras cumbres de la Prehistoria y cuya publicación en 1911 financió su tatarabuelo.

La cueva prehistórica de Cantabria que hoy ha visitado el príncipe de Mónaco fue descubierta en 1903 por Hermilio Alcalde del Río, director entonces de la escuela de artes y oficios de Torrelavega.

El Castillo ofrece la primera y más clara secuencia de un asentamiento humano en el Paleolítico y contiene más de 275 figuras pintadas entre los años 36.000 y 10.000 antes de Cristo, como caballos, bisontes, ciervos y mamut. Aunque sus figuras más representativas son unos signos abstractos de puntuaciones y manos en positivo y negativo.