Público
Público

El príncipe Andrés deja de ser el embajador comercial del Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II y el Duque de Edimburgo, dejará de ser el embajador comercial del Reino Unido en el mundo, su principal labor oficial, confirmó hoy el palacio de Buckingham.

Una portavoz señaló que, con la marcha del príncipe, desaparecerá el cargo de Representante especial de comercio internacional e inversiones, que dependía del Ministerio de Empresas, Cualificaciones e Innovación.

En su página web, el propio Andrés explicó que a partir de ahora quiere centrarse en promover programas de aprendizaje profesional dentro del Reino Unido y en ayudar a las pequeñas y medianas empresas en la exportación.

El primer ministro británico, David Cameron, agradeció al príncipe sus diez años de dedicación en el puesto de Representante especial y se mostró convencido de que tanto él como el resto de la Familia Real "continuarán promoviendo los intereses comerciales británicos en casa y en el exterior".

El príncipe Andrés, cuarto en la línea de sucesión al trono británico, estaba bajo presión para dejar el puesto después de que en los últimos meses se publicara que mantenía relación con figuras controvertidas, como el millonario estadounidense Jeffrey Epstein, pedófilo convicto.

También se reveló que había agasajado en el palacio de Buckingham al yerno del expresidente tunecino Zin El Abidin Ben Ali y que se había reunido con el líder libio, Muamar al Gadafi, durante una visita privada a Túnez en 2008.

El pasado marzo, recibió el apoyo de Cameron y el titular de Economía, George Osborne, para mantenerse en el cargo.

En marzo, un exembajador británico en Catar y Túnez, Stephen Day, escribió al ministro de Exteriores, William Hague, diciéndole que "había que buscarle urgentemente otro papel" al príncipe.

El duque de York ha sido el embajador comercial del Reino Unido desde 2001, cargo con el que ha viajado por todo el mundo promoviendo a empresas de este país.

Su última misión fue en abril, cuando hizo un viaje de negocios de tres días a Indonesia.