Público
Público

El príncipe de Gales llega a Quito y se alista a visitar las Islas Galápagos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla Parker, duquesa de Cornualles, llegaron hoy a Quito, en una escala de pocas horas antes de visitar las Islas Galápagos, el último destino de su gira por varios países de Suramérica.

El príncipe de Gales y su comitiva llegaron a la Base Aérea del aeropuerto "Mariscal Sucre" de Quito a las 12.50 hora local (17.50 GMT), en un avión privado, y fueron recibidos por las autoridades diplomáticas ecuatorianas.

Ecuador es el tercero y último destino de la gira que el heredero de la corona británica realiza en Suramérica, y que incluyó también a Chile y Brasil.

La visita del príncipe Carlos ha despertado interés entre las autoridades ecuatorianas, debido a su atracción por la conservación ambiental, motivo por el cual visita también las Islas Galápagos, ubicadas a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador.

El príncipe de Gales visitará el palacio presidencial de Carondelet, en el casco colonial de Quito, la sede del Gobierno, donde se reunirá, de forma privada, con el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, y el canciller, Fander Falconí.

En la agenda de actividades del heredero no se incluye una entrevista con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Está previsto que en la entrevista con el vicepresidente y el canciller, éstos entreguen al príncipe de Gales una propuesta de conservación ambiental en la Amazonía, conocida como el "proyecto ITT".

Ese plan supone dejar bajo tierra una enorme reserva petrolera que yace debajo del parque nacional Yasuní, una de las zonas de mayor concentración de biodiversidad del mundo.

Ecuador ha propuesto a la comunidad internacional dejar los cerca de mil millones de barriles de crudo del campo ITT, a cambio de una compensación por la mitad de los recursos que supondría su explotación.

Además, si la comunidad internacional acepta esa propuesta de financiación, que supone unos 340 millones de dólares anuales, el Gobierno de Ecuador se compromete a proteger el bosque selvático del Yasuní, considerado también como uno de los más grandes pulmones del mundo, por la regeneración del oxígeno en la atmósfera.

La propuesta ecuatoriana empata con la posición del príncipe de Gales, quien ha solicitado a los países desarrollados emitir bonos ambientales en favor de naciones emergentes para el cuidado de la ecología.

Luego de la reunión en el Palacio presidencial de Quito, el príncipe Carlos y su esposa visitarán la iglesia de la Compañía de Jesús, a pocas cuadras del palacio presidencial, considerada una joya arquitectónica y emblema de la ciudad, por su estilo barroco y belleza artística.

En esa iglesia el príncipe Carlos dialogará con el alcalde de la ciudad, Andrés Vallejo, estudiantes de la "Escuela Quiteña de Artes y Oficios" y otros artesanos que trabajan en la restauración de la edificación.

Luego, Carlos y Camilla, así como su comitiva, regresarán a la Base Aérea del aeropuerto quiteño, para abordar el avión que los trasladará hacia las Islas Galápagos.

Mañana, el príncipe Carlos se reunirá en un hotel de Puerto Ayora, en la Isla Santa Cruz, con la ministra ecuatoriana del Ambiente, Marcela Aguiñaga, y luego visitará la Estación Científica "Charles Darwin".

Asimismo, el príncipe tiene previsto visitar la "Bahía de Pelícano" y el Centro Comunitario de Educación Ambiental "Miguel Cifuentes".

El próximo martes, y como última actividad en su visita a Ecuador, Carlos y Camilla visitarán la Isla Seymour Norte, apreciada por las poblaciones de aves como piqueros de patas azules y fragatas, así como por sus colonias de leones marinos, iguanas terrestres y gaviotas nocturnas de Galápagos.

La visita del príncipe Carlos se enmarca, justamente, en la conmemoración del bicentenario del nacimiento del científico inglés Charles Darwin y de los 150 años de la publicación de su obra, "El Origen de las Especies", inspirada durante sus exploraciones científicas en las Islas Galápagos.