Público
Público

El príncipe llama a reafirmar la unidad de todos los españoles

En su mensaje más relevante, al sustituir por primera vez al rey en la Fiesta Nacional, pide compromiso "con un futuro compartido" de concordia y progreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El príncipe ha animado hoy a los invitados a la recepción por la Fiesta Nacional, en nombre del rey, a celebrar lo que une a todos los españoles, que 'es mucho', y a reafirmar el compromiso 'con un futuro compartido' de concordia y progreso.

'Si lo que nos une es mucho, es mucho más todo lo que cada día seguirá estrechando nuestros vínculos y los de toda España con la comunidad internacional', ha subrayado el heredero en un brindis en el que ha trasladado el saludo 'más afectuoso' y los 'mejores deseos' de parte de Juan Carlos para todos los invitados.

En su mensaje, Felipe, que ha felicitado a la Guardia Civil en el día de su patrona, la Virgen del Pilar, ha afirmado asimismo: 'España, con la Corona a su servicio, continuará trabajando siempre para garantizar ese progreso, ese porvenir, superando cualquier dificultad'.

Ante un millar de invitados, entre ellos los miembros del Gobierno, representantes de grupos políticos y presidentes de comunidades, el príncipe ha leído un mensaje escrito a mano, en nombre del rey, en el que ha recalcado: 'Hoy es un día para celebrar lo que nos une, para recordar nuestra historia milenaria, y valorar lo mucho que hemos conseguido juntos'.

'Pero, sobre todo, hoy es un día para reafirmar nuestro compromiso con el futuro, un futuro compartido de concordia y de progreso para todos los españoles, para todos los ciudadanos', ha continuad el heredero de la Corona.

Felipe, que se ha dirigido así a los asistentes a la recepción, en respuesta a una petición expresa del rey, ha destacado además 'todas las connotaciones para España' que representa la Fiesta Nacional y ha felicitado también a la ciudad de Zaragoza por la festividad de la Virgen del Pilar y a todas las españolas que llevan este 'digno nombre'. El príncipe, que ha trasladado a los invitados una felicitación por este día en nombre de 'toda la familia real', se ha dirigido a los asistentes a la recepción ofrecida e el comedor de gala del Palacio Real acompañado de la Reina, Doña Letizia y la infanta Elena.

Las palabras del príncipe han sido aplaudidas por varios miembros del Ejecutivo, empezando por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que le parecieron 'fenomenal', según comentó en conversación informal con los periodistas.

'Maravilloso', comentó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien subrayó que la Corona está, entre otras cosas, para defender la unidad de España.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, siempre parco en palabras en esta recepción, sí comentó esta vez que el discurso pronunciado por el Heredero le había parecido una 'innovación afortunada'.

En la recepción, ningún miembro del Gobierno quiso referirse a la actual deriva soberanista en Catalunya. Solo la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, coincidió con un grupo de periodistas al opinar que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, debería extraer algunas lecciones de la manifestación de hoy en Barcelona, en la que miles de personas se reivindicaron como catalanes y españoles.

En torno a un millar de invitados se dieron cita este mediodía en la recepción en el Palacio Real, presidida por la reina, a quien acompañaban los príncipes de Asturias y la infanta Elena.

Entre los invitados, una decena de presidentes autonómicos: Ignacio González, por Madrid; Luisa Fernanda Rudi (Aragón); Susana Díaz (Andalucía); Juan Vicente Herrera (Castilla y León); Alberto Núñez Feijóo (Galicia); Ignacio Diego (Cantabria);  Yolanda Barcina (Navarra) y José Antonio Monago (Extremadura). No se vio en cambio a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que sí acudió al desfile.

Como viene ocurriendo en los últimos años, la línea de saludos a los invitados por parte de la Familia Real se restringió a unas 70 personas, los representantes de los poderes del Estado y sus respectivos acompañantes.

Así, por la sala Gasparini desfilaron ante la Reina (primera en la línea de saludos), Príncipes e Infanta Elena el presidente del Gobierno; los presidentes de las Cortes, los del Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional, los miembros del Ejecutivo, el Nuncio de la Santa Sede como decano del cuerpo diplomático, los presidentes autonómicos, Aznar, Rubalcaba, los miembros de la Mesa y portavoces parlamentarios en el Congreso y el Senado, la alcaldesa de Madrid, y los presidentes del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas y el fiscal general del Estado.

Otros representantes institucionales, políticos, diplomáticos, empresarios y periodistas completaban la lista de invitados a la recepción, donde también se ha dejado ver la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) Magdalena Alvarez, imputada en el caso de los ERE.

En una conversación con los medios en la la recepción posterior al desfile, el príncipe, preguntado por el rey, ha dicho que 'hace lo que tiene que hacer, recuperarse para la próxima operación'. Asimismo, ha dicho que la situación ha sido 'extraña' ya que durante las marchas militares se encontraba solo con su mujer, Letizia Ortiz.