Público
Público

El príncipe se ha reencontrado con la huella de su tatarabuelo, dice Revilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy, tras la visita de Alberto de Mónaco, que este viaje ha sido para el príncipe "muy emotivo", ya que "se ha reencontrado con la historia y la huella que dejó su tatarabuelo" en la región, y ha anunciado que podría volver en junio.

Tras despedir al príncipe en el aeropuerto de Parayas, Revilla ha explicado a los periodistas que comparte con Alberto II de Mónaco su afición a la pesca fluvial y, por este motivo, el soberano monaguesco podría volver a Cantabria en junio.

"Yo le voy a invitar a título personal. ¿Qué pasa, que si no soy presidente no va a venir? Igual pesco más no siendo presidente", ha matizado Revilla, ya que en junio se habrán celebrado las elecciones autonómicas en las que se elegirá al nuevo jefe del Ejecutivo regional.

Revilla ha recordado, además, que la próxima visita de Alberto II de Mónaco se podría producir un mes antes de su boda, que se celebrará el 2 de julio y sobre la que el presidente de Cantabria ha dicho que le ha preguntado al príncipe. Pero no ha añadido nada más al respecto del próximo enlace matrimonial del soberano monaguesco con la sudafricana Charlene Wittstock.

El presidente ha señalado que Alberto II de Mónaco ha comenzado su visita a Cantabria "encantado" desde su inicio, ya que en el mismo avión en el que viajaba por toda la costa "se ha quedado impresionado de la belleza de la región".

Y en la cuevas del complejo arqueológico del Monte Castillo Alberto de Mónaco ha preguntado "por todo", llevaba una linterna para ver cada detalle e, incluso, se ha tumbado en el suelo para contemplar mejor las pinturas de estas cavidades prehistóricas, ha explicado Revilla.

"Es un enamorado de este arte", ha insistido el presidente cántabro, quien ha comparado esta afición por la arqueología con la que tenía también su tatarabuelo, a quien ha definido como "un genio" en este campo.

Revilla ha destacado también del príncipe su carácter "sencillo y humano". "Es un paisano extraordinario. Me he quedado entusiasmado por cómo es", ha resaltado el presidente de Cantabria, quien ha explicado que el príncipe ha saludado a todo aquel que le decía algo y "sin ningún tipo de parafernalia".