Público
Público

Los Príncipes visitan las últimas ruinas descubiertas en el recinto sagrado mexica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Príncipes de Asturias visitaron esta mañana las excavaciones del Templo Mayor, en el zócalo de Ciudad de México, y vieron los últimos descubrimientos del recinto sagrado de los mexicas, la Casa de las Ajaracas, antes de asistir a un pleno del Senado.

En su tercer día de esta primera visita oficial a México, el heredero de la Corona española y su esposa, Doña Letizia, estuvieron en la Cámara Alta, donde fueron recibidos por su presidente, Gustavo Madero, y mantuvieron un encuentro con la mesa directiva del Senado.

Una vez más, Felipe de Borbón reiteró el apoyo de España en la lucha de las instituciones mexicanas contra el narcotráfico y en la defensa de los derechos humanos.

El Príncipe, que ayer estuvo con los Niños de Morelia que llegaron a México en 1937, a consecuencia de la Guerra Civil española, agradeció nuevamente la acogida a los exiliados españoles en "tiempos difíciles" para su país.

Además, Felipe de Borbón resaltó la sintonía que existe entre España y México en los foros internacionales, cuestión que después ante el pleno también reseñó el presidente de la Cámara.

Madero agradeció la presencia de los Príncipes -que fueron recibidos con un aplauso cerrado- en la sede del Senado como un gesto de afecto por parte de España, país que es, según dijo, el mejor aliado para los intereses de México.

El presidente del Senado añadió que España puede contar también con el apoyo de México y explicó que son dos naciones sólidas y democráticas, que están juntas para hacer frente al narcotráfico, al crimen organizado y al terrorismo.

Previamente, los Príncipes rindieron un homenaje ante el monumento a los "Niños Héroes", en el bosque de Chapultepec, muy cerca de donde este mediodía el presidente mexicano, Felipe Calderón ofrecerá un almuerzo en su honor.

Don Felipe y Doña Letizia se trasladaron después al centro neurálgico de la capital, el Zócalo, y junto a las ruinas del Templo Mayor -los restos de la gran Tenochtitlan, capital de los aztecas- descubiertas hace 30 años junto a la catedral, vieron los restos prehispánicos encontrados el 2 de octubre de 2006, donde se ubicaba la Casa de las Ajaracas.

Allí fueron recibidos por el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Sergio Vela, y el arquitecto jefe de las excavaciones les explicó como se restaura el monolito que muestra a la efigie de la Diosa de la Tierra Tlatecuhtli, que se encontró en las Ajaracas.

Según la historia, era la diosa que devoraba los cadáveres de los que enterraban allí y no se descarta que pueda ser la lápida de una tumba real, posiblemente de Tlahtoani Ahuízotl, que gobernó el imperio mexica entre 1486 y 1502 de nuestra era.

Los Príncipes, que viajan acompañados por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, pudieron apreciar después el interior de la Casa y lo que se piensa que es la entrada a la tumba real, en la que hay distintos objetos de oro y piedras preciosas, así como los restos de un cánido y el exterior.

Después del almuerzo que ofrecerán en honor de los Príncipes el presidente Calderón y su esposa, Margarita Zavala, en el castillo de Chapultepec, Don Felipe y Doña Letizia visitarán la Suprema Corte de Justicia.