Público
Público

El Principito del siglo XXI

La televisión pública France 3 estrena una serie de dibujos basada en la obra de Saint-Exupéry

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La televisión pública francesa France 3 empezará a emitir esta semana una nueva serie de dibujos animados para niños (y no tan niños) que constituye un auténtico desafío. Con la cooperación de la productora Method Animations, la cadena francesa se ha atrevido a adaptar a la televisión un clásico de la literatura universal, El Principito. La maravillosa obra de Antoine de Saint-Exupéry siempre se había resistido a la pantalla. Hasta ahora.

Desde las primeras imágenes del episodio piloto, que Público ha podido visionar, se percibe toda la magia que los realizadores, Matthieu Delaporte y Alexandre de La Patellière, han sabido inyectar a la serie. No es que hayan respetado el relato al pie de la letra. Más bien al contrario. Se han tomado todas las libertades, al inventar toda una serie de escapadas galácticas del chaval, tras su estancia en el asteroide B612, que constituye el centro de la obra de Saint-Exupéry.

Esta producción ha despertado el interés de televisiones de 80 países

Así, la escena de apertura del primer episodio muestra a un principito que, si bien puede ir vestido en ocasiones con la célebre capa azul moteada de estrellas, también puede, por ejemplo, subirse a bordo de un biplano de la Primera Guerra Mundial, y atravesar galaxias subido a su ala.

Pero la historia y las aventuras que cuenta ese extraño piloto, pese a ser muy lejana a la letra de Saint-Exupéry, contiene aquella 'ingenuidad cándida, mezclada con una complejidad irreductible' y ese choque entre 'la claridad y un lado oscuro', que especialistas como Delphine Lacroix colocan en el centro del misterio de la obra, hasta ahora inabordable para la televisión.

La serie consta de 20 episodios de 52 minutos de duración, y cuatro especiales de 70 minutos. Dos de ellos ya están rodados y posproducidos, y el resto se realizarán y montarán a medida que se vayan emitiendo, de aquí a septiembre de 2011. El presupuesto de la serie es de 18,6 millones de euros, y la Orquesta Filarmónica de Colonia ha interpretado la banda sonora.

'Lo que proponemos es una interpretación del libro', dicen los autores de la serie

'Resultaba abocado al fracaso intentar imitar a Saint-Exupéry. Lo que proponemos, como otros han hecho antes, es una interpretación. En plan tranquilo. El Principito es un libro inoxidable. Si nuestra serie incita a más niños a leerlo, eso ya estará muy, pero que muy bien', explican los autores al semanario francés Telerama.

Para este dibujo animado que ha despertado el interés de televisiones de 80 países, France 3 ha dejado que los creadores se dejaran influir por tres corrientes del dibujo animado y la cultura. Por un lado, este peculiar principito tiene una textura y, sobre todo, un peinado muy en la tradición manga japonesa. La segunda influencia es totalmente francesa. Hay momentos, en particular una lucha a muerte contra relojes descompuestos, en que aparece a las claras la destrucción de perspectivas y la complejidad barroca del cuadro de la que fuera la gran creación vanguardista del dibujo animado francés. Se trata de El Rey y el Pájaro, la obra maestra que crearon Jacques Prévert y Paul Grimault entre 1953 y 1977.

El tercer influjo es inevitable: hay algo de Shrek en estos dibujos de síntesis por ordenador. Un efecto de uniformización de toda la creación que las máquinas ni los realizadores que las controlan saben todavía controlar.

Esta nueva versión animada de El Principito, llamada a dar la vuelta al mundo, es el núcleo de un proyecto pilotado por la fundación creada por los sucesores de Saint-Exupéry, destinada a llevar, a los niños de ahora, la obra que llenó la cabeza de ideas a generaciones enteras del siglo pasado.