Público
Público

A prisión los dos detenidos por la muerte del bebé en Almería

Cientos de personas han dado hoy su último adiós en la localidad onubense de La Palma del Condado a Miriam, la bebé de 16 meses asesinada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería ha ordenado hoy el ingreso en prisión de los dos detenidos por el secuestro y la muerte de una bebé de 16 meses en Almería, el autor confeso del crimen y un amigo que podría haberle encubierto.  Los arrestados habían pasado esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de la Ciudad de la Justicia de Almería para prestar declaración ante el juez.

El autor confeso del secuestro y del crimen, Jonathan Moya González, de 25 años, quien había iniciado una relación con la madre de la bebé asesinada, fue detenido a primera hora de la tarde de jueves, una semana después del secuestro, en un cortijo de su familia en el paraje de Camino Real de Abrucena, en el límite con el municipio de Fiñana, donde trataba de ocultarse ante el amplio operativo de búsqueda desplegado por la Guardia Civil. El joven, que cuenta con varios antecedentes por otros hechos delictivos y llegó a estar en prisión, confesó ante los agentes que había matado a la niña, lo que permitió la localización del cadáver de la bebé, así como la detención de un amigo suyo, Raúl R.F., de 25 años y vecino de Fiñana, quien podría haber encubierto los hechos.

El cadáver de la niña fue encontrado el jueves por la noche en una balsa de agua situada cerca de una vía de servicio de la A-92, en la comarca de Nacimiento, donde se había producido el secuestro una semana antes cuando la niña se encontraba con su madre, una mujer natural de La Palma del Condado (Huelva) que denunció los hechos ante el instituto armado.La autopsia preliminar realizada ayer por los forenses en el Instituto de Medicina Legal reveló que la pequeña murió de un golpe en la cabeza, y no ahogada, según fuentes cercanas a la investigación, que permanece bajo secreto por orden judicial.

Mientras tanto, cientos de personas han dado hoy su último adiós a la bebé de 16 meses en La Palma del Condado, la localidad onubense en la que residía con su familia y que hoy vive su segunda y última jornada de luto oficial. El cuerpo de la niña ha llegado esta mañana a la iglesia parroquial de San Juan Bautista procedente del tanatorio de Bollulos Par del Condado, donde se encontraba desde que hacia las dos de la madrugada llegara de Almería. 

Junto al féretro estaban su madre, Gema María Cuerda, y su abuela materna, Concha Rodríguez, dos mujeres que están recibiendo ayuda psicológica para afrontar lo sucedido y que llegaron a La Palma en la tarde de ayer procedentes del Centro de Atención Inmediata (CAI) de la Diputación de Almería, donde han estado acogidas durante esta semana. También han estado presentes los alcaldes de La Palma, Juan Carlos Lagares, y de Fiñana (Almería), Rafael Montes, quien ha querido viajar hasta Huelva y acompañar a la familia para expresarle el pésame de todos los pueblos de la comarca almeriense en la que se han desarrollado los acontecimientos.

La consternación del pueblo se ha hecho evidente a lo largo de la eucaristía, en la que las lágrimas y los comentarios de dolor, repulsa y justicia se han sucedido. Durante la homilía, el párroco ha indicado que no se entiende 'que se pueda llegar a cometer un atentado de tal magnitud, no tiene lógica un acto de violencia tan agresiva'.

Sobre las 11 de la mañana salió de la parroquia el féretro de la pequeña, que ha sido trasladado hasta el cementerio municipal Nuestra Señora de La Soledad de La Palma para ser enterrado.