Público
Público

Prisión por homicidio para patrón de la patera en la que se ahogaron 10 inmigrantes en Canarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez ha decretado el ingreso en prisión por delitos de homicidio para el patrón de la patera en la que, el pasado día 7, se ahogaron diez inmigrantes magrebíes al saltar de la embarcación junto a la costa de Agüimes (Gran Canaria).

Se trata del marroquí Said F., de 26 años, quien fue detenido por la policía entre los supervivientes de la tragedia. Tras el interrogatorio, fue acusado de obligar a los inmigrantes a arrojarse al mar cuando la embarcación se encontraba a escasos metros de la orilla, a pesar de que algunos de ellos no sabían nadar. Said F. está acusado de diez delitos de homicidio y favorecimiento de la inmigración ilegal. 

Creían que ya hacían pie

Los diez inmigrantes magrebíes, la mitad de ellos jóvenes de entre 16 y 20 años, murieron ahogados al saltar de su patera. Creían estar ya en la orilla, aunque se encontraban sobre una roca rodeada de dos metros de profundidad de agua. Otros seis ocupantes de la barca lograron sobrevivir a la tragedia por sus propios medios mientras otros dos fueron rescatados del agua por la Guardia Civil.

La detención del patrón de la barca se llevó a cabo durante la identificación de los inmigrantes fallecidos y los supervivientes. Se identificó a Said F., de 26 años y natural de Marruecos, como presunto responsable de patronear la patera y 'de obligar a los inmigrantes a que se arrojaran al mar, cuando la embarcación se encontraba a escasos metros de la orilla de la playa', según la policía, ya que Said tenía la intención de regresar de nuevo en la misma embarcación a Marruecos, conminó a los 'sin papeles' a que saltaran por la borda y alcanzasen la orilla, que se hallaba a unos 25 metros, según las fuentes.

Sin embargo, según la policía, cuando los inmigrantes comprobaron que 'no hacían pie' (en realidad la barca se encontraba encima de una roca rodeada de dos metros de profundidad marina) y 'temiendo por su vida', ya que la mayoría no sabía nadar, 'se aferraron desesperadamente a la embarcación haciendo que esta volcara'.

Diez de los inmigrantes, nueve de ellos marroquíes y uno tunecino, murieron ahogados y el resto logró alcanzar la orilla, bien por sus propios medios y auxiliados por las personas que fueron en su ayuda tras escuchar sus gritos.

Durante la investigación, la policía averiguó que entre los supervivientes se encontraba el patrón de la patera y que rápidamente había abandonado la playa, si bien fue detenido después en la capital grancanaria.

La policía no descarta que el patrón detenido tenga una larga experiencia en estas travesías ya que en los archivos policiales figuraba que desde el año 2005 había sido detenido en cuatro ocasiones anteriores por infracción de la Ley de Extranjería.

Es 'práctica común' entre los patrones de pateras, según la policía, que cuando los patrones de las pateras arriban a las costas españolas, y luego no pueden regresar con las embarcaciones hasta Marruecos, se dejan ver días después por zonas públicas 'para posibilitar su detención por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y así ser devueltos a su país de origen'.