Público
Público

Los probióticos ayudarían a algunos pacientes con fatiga crónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Los suplementos con bacterias"buenas" hacen que algunas personas con síndrome de fatigacrónica se sientan mejor, aunque a otras las haría sentirsepeor, informó un equipo de investigadores en Suecia que realizóun pequeño estudio.

"Creo que vale la pena intentarlo", dijo a Reuters Healthla doctora Birgitta Evengard, del Instituto Karolinska, enEstocolmo, y coautora del estudio.

Evengard le recomienda a sus pacientes con síndrome defatiga crónica que traten de tomar los probióticos analizadosen su estudio, y dejar de hacerlo si comienzan a sentirse peor,pero adherir a esa recomendación durante tres semanas si sesienten mejor o si no observan un efecto inmediato.

Hay cada vez más evidencias de la necesidad deindividualizar el tratamiento del síndrome de fatiga crónica.

Se desconoce aún la causa de esa enfermedad, que produceuna fatiga debilitante que no cede con reposo y se agrava conla actividad mental y física, aunque existen evidencias de queinfluiría una disfunción en el sistema neurohormonal o elsistema inmune.

Dada la relación entre los intestinos y el sistema inmune,como así también el sistema nervioso, el equipo decidió probarsi los probióticos, que pueden restablecer el equilibrio normalde las bacterias en el sistema digestivo, ayudarían a lospacientes con síndrome de fatiga crónica.

El equipo observó primero a 10 mujeres y cinco hombres consíndrome de fatiga crónica sin tratamiento durante dos semanas.Luego, los participantes tomaron 2 decilitros de yogur naturalCultura Dofilus dos veces por día durante cuatro semanas y elequipo los controló durante otras cuatro semanas.

Seis pacientes dijeron que sus síntomas habían disminuido,mientras que uno dijo que habían empeorado.

Cuatro mujeres comentaron que su salud física habíamejorado y dos dijeron al final del estudio que su salud mentalera mejor. Un hombre mencionó la mejoría de su salud física yotro, de su salud mental.

"Para algunos pacientes, esa fue una gran diferencia", dijoEvengard, quien agregó que el desafío futuro será identificar aquién le harían bien los probióticos.

La amplitud de la respuesta no sorprende debido a lacomplejidad del síndrome de fatiga crónica, indicó Evengard."Todo en este estudio tiende a la individualización de laterapia y esa es la tendencia hoy en la investigación delsíndrome de fatiga crónica", señaló la experta.

El fabricante del yogur natural Cultura Dofilus, ArlaFoods, financió el estudio, que contó también con el apoyo delConcejo Deliberante del Condado de Estocolmo.

Ninguno de los autores informó tener conflicto deintereses.

FUENTE: Nutrition Journal, online 26 de enero del 2009