Público
Público

Problema de lenguaje en hijos, ligado a baja vitamina D materna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres con bajos niveles de vitaminaD durante el embarazo son más propensas a tener hijos conproblemas de lenguaje que las futuras mamás con niveles mayoresde la vitamina, indica un estudio realizado en Australia.

Si bien el estudio, publicado en la revista Pediatrics, nomostró que los bajos niveles de la vitamina sean en sí la causade esos problemas, los investigadores dijeron que es una"asociación posible", que requiere más atención.

Investigaciones previas demostraron algunas relaciones entrela baja vitamina D en el embarazo y problemas en los niños comohuesos más débiles, asma y mal crecimiento, dijo AndrewWhitehouse, autor del estudio, que al realizarlo trabajaba en laUniversity of Western Australia.

"Los efectos de los niveles maternos de vitamina D menoressobre el hijo en desarrollo no se conocen completamente", añadióel experto.

La luz solar es la principal fuente de vitamina D.

Hace 20 años, Whitehouse y sus colegas midieron los nivelesde vitamina D de más de 700 mujeres que estaban atravesandoaproximadamente la mitad del embarazo, con el fin de determinarsi los niveles de la vitamina tendrían algo que ver con laconducta posterior de los chicos y su desarrollo lingüístico.

Cinco y 10 años después, evaluaron a los hijos de esasmadres para conocer su desarrollo conductual y emocional y suscapacidades lingüísticas.

Los investigadores dividieron a las madres en cuatro grupos,de menores a mayores niveles de vitamina D, y hallaron que elriesgo de tener un hijo con problemas emocionales o conductualesera el mismo en cada grupo.

Pero cuando observaron las capacidades lingüísticas, elequipo halló que las madres del grupo con menores niveles devitamina D eran más propensas a tener hijos con problemas delenguaje -determinados según un test de vocabulario- queaquellas en la categoría con mayor cantidad de la vitamina.

Por ejemplo, alrededor del 18 por ciento de las madres en elgrupo de menor nivel de la vitamina tenía un hijo con problemasde lenguaje a los 10 años, comparado con aproximadamente el 8por ciento de las mamás en la cohorte con el mayor nivel.

"Lo lógico es pensar que la insuficiencia materna devitamina D durante el embarazo está afectando el curso normaldel desarrollo cerebral", dijo Whitehouse a Reuters Health.

"Si la insuficiencia de vitamina D durante la vida prenatales una causa de problemas de lenguaje en la niñez -y esto aúndebe determinarse de manera concluyente- entonces lasuplementación de las mujeres embarazadas con vitamina D seríaun siguiente paso importante", agregó.

Con todo, el autor dejó en claro que el estudio no muestrauna relación de causa y efecto entre la vitamina D y losproblemas de lenguaje.

Por su parte, Lisa Bodnar, profesora de la University ofPittsburgh que no participó del estudio, dijo que seráimportante que estudios futuros establezcan si la vitamina D esde hecho culpable de los trastornos lingüísticos, ya que es unproblema fácil de solucionar con suplementos.