Público
Público

¿Un problema en los vasos sanguíneos causa esclerosis múltiple?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Pese a lo que afirman algunosestudios bien publicitados y de los pacientes que aguardanesperanzados un tratamiento, no hay evidencia sólida de que laesclerosis múltiple (EM) sea causada por un problema en losvasos sanguíneos, según una revisión de la literatura médica.

Eso significa que las personas que padecen la enfermedad nodeberían someterse a una cirugía para abrir las venas queconectan el cerebro y la médula espinal con el corazón, dicenlos investigadores.

"Es muy atractiva la idea de una rápida solución, de unmejoramiento quirúrgico", dijo a Reuters Health la doctoraBridget Bagert, cuyos resultados fueron publicados en Archivesof Neurology. Pero agregó: "Realmente no es lo correcto si elproblema no está establecido como real".

La EM ocurre cuando la capa que protege las fibrasnerviosas comienza a romperse, afectando paulatinamente lacomunicación del cerebro con el resto del cuerpo. Habitualmentese la considera un desorden del sistema inmunológico y no tienecura.

En el 2009, sin embargo, un equipo italiano dirigido por eldoctor Paolo Zamboni asoció la EM con una condición en losvasos sanguíneos llamada insuficiencia venosa cerebroespinalcrónica, CCSVI por su sigla en inglés.

La teoría es que las venas que transportan sangre desde elcerebro y la médula hacia el corazón se empiezan a achicar,haciendo que parte de esa sangre se filtre en el tejido delcerebro.

Zamboni y sus colegas concluyeron que eso podría provocarinflamación, finalmente generando los problemas de equilibrio ymusculares observados en la EM.

Además, los estudios iniciales del equipo italianosugirieron que la CCSVI es muy común en los pacientes con EM yescasa en las personas sin la enfermedad.

Pero tres trabajos independientes publicados desde entoncesno han hallado una asociación clara, de acuerdo al nuevoreporte.

"Eso realmente pone en duda si la CCSVI existe y ni hablarde si es o no la causa de la EM", dijo Bagert, de la FundaciónClínica Ochsner en Nueva Orleans.

Luego de los primeros estudios de Zamboni, los pacientescon EM comenzaron a solicitar procedimientos para abrir losvasos sanguíneos y unos pocos especialistas se hicieronconocidos en la comunidad médica por estar dispuestos aconducirlos.

Para determinar si una persona tiene CCSVI, se toma unaimagen de las venas usando un ultrasonido u otro tipo dedispositivo. Si los vasos sanguíneos parecen demasiado finos,los médicos pueden abrirlos inflando un pequeño globo en lasvenas.

Este tipo de operación se usa habitualmente en las personasen riesgo de ataque cardíaco y puede tener efectos secundarioscomo hemorragia o infección.

Pero los investigadores dijeron que es complicado para losmédicos saber qué es lo que están buscando en las imágenes delos vasos sanguíneos y si cualquier elemento aparentementeextraño puede estar influyendo en los síntomas de EM.

"Aún hay una considerable información y conocimiento que notenemos sobre la observación" acerca del rol de la CCSVI en laEM", aseguró Timothy Coetzee, jefe de investigación de laSociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, en Nueva York.

FUENTE: Archives of Neurology, online 11 de julio del 2011