Publicado: 20.12.2013 11:50 |Actualizado: 20.12.2013 11:50

Problemas para Telefónica en Roma y en Bruselas

La Fiscalía italiana investiga la operación de la operadora española para hacerse con la mayoría de Telecom Italia, mientras la Comisión Europea examina de forma "exhaustiva" la oferta de compra po

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La fiscalía de Roma está investigando la reorganización del accionariado de Telco, el holding que controla Telecom Italia, dijo el viernes el fiscal jefe en un comunicado. "La oficina de la fiscalía de Roma, desde principios de octubre de este año, ha seguido de cerca la evolución del caso Telecom" en cooperación con el regulador, dijo el comunicado del fiscal jefe Giuseppe Pignatone.

Medios italianos dijeron que los fiscales estaban investigando si hubo un acuerdo entre los accionistas italianos de Telco y Telefónica para impulsar el control de la empresa española en el grupo de telefonía italiana. El grupo español posee el 66% de Telco, y el resto está en manos de sus socios italianos Assicurazioni Generali , Intesa Sanpaolo y Mediobanca. Telco controla el 22,4% de Telecom Italia.

El comunicado de la fiscalía no ningún detalle, pero señaló que no había ningún individuo bajo investigación formal en este momento.

Las noticias sobre la actuación de la fiscalía han coincidido la reunión de la junta de accionistas para decidir si desbancan a todo el consejo de administración, en un intento de   debilitar la creciente y poderosa influencia de Telefónica. Sin embargo, la propuesta presentada por el disidente Marco Fossati  fue rechazada.

Un 50,3% de los accionistas votó en contra mientras que un 42,3% se mostró a favor de la propuesta de Fossati (el tercer mayor accionista de Telecom Italia, con una participación del 5%), mientras que un 7,4% se abstuvo. La votación de Fossati se dirigía contra Telco, el vehículo de inversión propiedad de Telefónica y de un grupo de tres entidades financieras italianas, que controla el 22,4% del capital de la operadora trasalpina y cuenta con la mayoría de los representantes en el actual consejo de administración del operador italiano. El segundo mayor accionista de la operadora trasalpina es el gestor de fondos estadounidense BlackRock, con un 10,1% del capital, apoyó al consejo de administración.

De otro lado, la Comisión Europea ha abierto una investigación exhaustiva sobre la propuesta de Telefónica de adquirir la unidad alemana de KPN por 8.600 millones de euros y dijo que la oferta podría reducir la competencia en el mercado de la telefonía móvil alemán. "En la fase actual, no se puede descartar que la reducción del número de competidores tras la fusión aumentaría la probabilidad de que los operadores móviles virtuales coordinarían sus estrategias de competencia y aumentarían los precios", dijo la Comisión Europea, que actúa como supervisor de competencia en la Unión Europea. La Comisión dijo que se ha fijado un plazo hasta el 14 de mayo para tomar una decisión.

La adquisición combinaría dos de las cuatro redes móviles en Alemania y crearía un actor de talla similar a los dos mayores operadores existentes, Deutsche Telekom y Vodafone. Bruselas teme que se elimine así una importante fuerza competitiva y que la nueva compañía fusionada no tenga los mismos incentivos para ejercer una presión competitiva importante sobre el resto de rivales. Es más, la Comisión está preocupada por el hecho de que, tras la transacción, el resto de operadores tengan menos incentivos para dar acceso a su red a los operadores de redes virtuales y los proveedores de estos servicios. El resultado es que éstos tendrían menos poder de negociación para obtener condiciones favorables de acceso mayorista.

Finalmente, el Ejecutivo comunitario no puede excluir en esta fase que la reducción en el número de competidores tras la fusión aumente la probabilidad de que los operadores supervivientes coordinen su comportamiento y aumenten los precios.