Público
Público

Los problemas de vejiga alejan a las mujeres del deporte: sondeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una vejiga disfuncionalimpide que una gran cantidad de mujeres participen en deportesrecreativos, indicó un estudio realizado en Italia y publicadoen British Journal of Sports Medicine.

La encuesta, que incluyó a 679 italianas jóvenes y demediana edad, demostró que una de cada siete (el 15 por ciento)sentía incomodidad por incontinencia urinaria por estrés, quees la pérdida de orina cuando se produce un aumento de lapresión en el abdomen, ya sea por ejercicio, tos o risa.

Las mujeres habían tenido ese problema durante unos seisaños.

Tener sobrepeso y ser madre aumentaban la probabilidad desufrir incontinencia urinaria por estrés, precisó el equipodirigido por el doctor Stefano Salvatore, de la Universidad deInsubria, Hospital Del Ponte, en Varese.

La mitad de las mujeres afectadas dijo que sufría laincontinencia durante las actividades diarias, mientras quecasi un tercio dijo que tenía pérdidas de orina durante lasactividades deportivas.

Una de cada 10 mujeres dijo que el problema le impedíarealizar su deporte favorito, mientras que una de cada cincodijo que controlaba la práctica para reducir la cantidad depérdidas.

Los deportes con repetición de rebotes, como el baloncesto,el tenis y el squash, estuvieron asociados con la incidenciamás alta de pérdidas de orina en las mujeres conincontinencia.

Este estudio, afirmaron los autores, demuestra que laincontinencia urinaria, aunque sea leve, puede alterarnegativamente la calidad de vida de las mujeres porque limitasu participación en la actividad física saludable.

Aun así, pocas mujeres consultan al médico.

El equipo concluyó que las mujeres "deben recibirinformación, un diagnóstico y opciones terapéuticasconservadoras", incluidos los ejercicios para fortalecer elpiso pélvico, que son muy efectivos para aliviar laincontinencia urinaria.

"Desafortunadamente", señalaron los autores, menos del 5por ciento de las participantes con incontinencia realizabaejercicios del piso pélvico.

FUENTE: British Journal of Sports Medicine, 2008