Público
Público

Procesada la pareja que albergó a dos presuntos etarras del comando T-4

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pareja que dio cobijo en su casa de San Juan de Luz (País Vasco francés) a los presuntos miembros del "comando Elurra" de ETA Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián fue procesada hoy en París por un juez antiterrorista, informaron a Efe fuentes judiciales.

Se trata del supuesto "histórico" de ETA José Antonio Martínez Mur y de su compañera, Asunción Bengoechea.

Los dos fueron arrestados el pasado viernes junto a Iturbide y San Sebastián, que están considerados como miembros del comando que atentó en el aeropuerto madrileño de Barajas en diciembre de 2006.

Martínez Mur, de 51 años, y su pareja fueron imputados hoy por receptación de malhechores y por asociación de malhechores con fines terroristas, señalaron las fuentes.

Este último delito está penado con un máximo de 10 años de prisión.

Tras su procesamiento por el juez antiterrorista Edmond Brunaud, los dos iban a comparecer ante un juez de las libertades y la detención, para que se pronunciara sobre su ingreso en prisión preventiva pedido por la Fiscalía y el magistrado antiterrorista.

Durante su interrogatorio por la policía en la comisaría de Bayona, desde donde habían sido trasladados hoy a París, la pareja afirmó que no sabía que los dos jóvenes eran militantes de ETA cuando les acogió en su casa tres días antes del arresto.

La casa estaba vigilada desde hacía semanas por los servicios policiales de información.

Fuentes de los servicios antiterroristas españoles indican que Martínez Mur, al que relacionaban con ETA ya en los años 80, volvió a Francia en 2004, tras residir mucho tiempo en México, donde nació su hijo, de 15 años.

Por su parte, Iturbide y San Sebastián comparecerán mañana ante el fiscal del Tribunal de Apelación de Pau (suroeste) que les notificará las euro-órdenes españolas en su contra.

Se prevé que el fiscal ordene su ingreso en prisión hasta que el tribunal se pronuncie sobre su entrega a España.

La Fiscalía de París decidió ayer renunciar a su jurisdicción y dar preferencia a las euro-ordenes españolas contra Iturbide y San Sebastián, cuyo arresto el pasado viernes completó, según España, la desarticulación del "comando Elurra" que había atentado contra la terminal T-4 del aeropuerto madrileño el 30 de diciembre de 2006.