Público
Público

La producción de vino y mosto en 2008 rondará los 42 millones hl, el 5,5% más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España producirá este año alrededor de 42 millones de hectolitros de vino y mosto, lo que supone el 5,5% más frente a los 39,8 millones de hectolitros de la campaña pasada, según los cálculos facilitados a Efe por el sector productor y bodeguero.

Las previsiones que a finales de julio realizó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Medio Marino (MARM) de que la vendimia rondaría los 39,7 millones de hectolitros han sido calificadas como demasiado prudentes por el sector.

Castilla-La Mancha aporta la mitad del balance vitivinícola español y este año tendrá una cosecha normal si se compara con el descenso de producción de un 20% sufrido en 2007.

Ya se ha iniciado la vendimia en algunas zonas de Canarias y la próxima semana dará comienzo en las comarcas andaluzas de Montilla-Moriles y Jerez, en tanto que a partir de la segunda quincena de agosto se prevé el inicio en las comarcas vinícolas Extremadura.

La campaña que acaba de comenzar este año es especialmente importante para el sector, ya que es el primero de la aplicación de la nueva Organización Común de Mercado (OCM) del vino que ha supuesto cambios sustanciales en algunas de las ayudas que más beneficiaban a España como los mecanismos de mercado.

Tanto desde el sector bodeguero como productor lamentan la incertidumbre en la que se halla el sector, ya que el Gobierno, responsable de confeccionar el programa nacional de apoyo al sector vitivinícola, no ha desvelado aún qué partidas presupuestarias irán a cada medida, ni tampoco la cuantía que corresponderá a cada autonomía.

Una de las quejas más frecuentes del sector es que desde el MARM no se ha trabajado con la celeridad suficiente para que el sector conociera con la antelación necesaria cómo le van a afectar las distintas medidas para planificar su vendimia.

Lo que si que parece cierto, así al menos lo señalan desde el sector productor, es que esta campaña se caracterizará por unos precios a la baja, ya de partida, cada viticultor cobrará unos 0,06 euros menos por kilo de uva por la eliminación de algunas de las ayudas de la anterior OCM.

Con una producción algo mayor, unos cuatro millones de hectolitros de la anterior campaña para los que se había pedido destilación de crisis que ha sido denegada, más otros cuatro millones que saldrán en noviembre al mercado procedentes del almacenamiento privado, no contribuirán a mejorar los precios.

La industria apunta que el plan de apoyo nacional será recogido en un Real Decreto que, con toda probabilidad, no entrará en vigor hasta diciembre y mientras tanto habrán pasado más de cuatro meses de una campaña en la que estará de aplicación una OCM sin disposición nacional que lo desarrolle.

Por otro lado, fuentes de la industria del vino explicaron que desde las autonomías reclaman saber qué parte del pastel les va a tocar a cada uno, pero no será probablemente hasta septiembre cuando serán informadas de las cuantías que percibirán para cada medida, otro aspecto más que, con la campaña recién comenzada, genera incertidumbre en el sector.

En lo que se refiere a la vendimia en los países vecinos de Francia e Italia, junto a España los tres grandes productores mundiales de vino, resalta el descenso del 12% del primero y el incremento del 10% del segundo.