Publicado: 26.02.2014 16:35 |Actualizado: 26.02.2014 16:35

La productora de Pocoyó presenta el concurso de acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Zinkia, productora de Pocoyó, ha presentado la solicitud de concurso voluntario de acreedores tras no lograr alcanzar un acuerdo con todos sus acreedores para refinanciar su deuda, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía, que señaló que ha adoptado esta decisión "en un ejercicio de responsabilidad" y con el único objetivo "de proteger su patrimonio", indicó que durante el proceso de negociación de la deuda con sus acreedores había logrado acordar la refinanciación con sus bonistas, entidades financieras y acreedores comerciales más importantes, aunque finalmente no ha logrado alcanzar un acuerdo satisfactorio con una entidad privada, titular de un préstamo realizado a la sociedad por importe de 2,5 millones de euros.

Además, Zinkia añadió que su negocio es "creciente y con expectativas suficientes para confiar en su viabilidad futura", con una actividad comercial y negocio en una fase de desarrollo y crecimiento que le permiten afrontar el proceso concursal "con grandes esperanzas de éxito".

La productora audiovisual subrayó que continúa negociando con sus acreedores y con potenciales inversores de cara a completar alguna transacción que permita acelerar la salida de este proceso concursal y "de forma tal que pueda normalizar su actividad lo antes posible, ocasionando el menor daño a su prestigio al de las marcas de las que es propietaria".

La CNMV ha acordado la suspensión de la negociación de los títulos de Zinkia en el MAB. En el momento de su suspensión, las acciones de la compañía repuntaban un 4,35%, hasta los 0,48 euros.

Zinkia ha vivido este proceso, desde que declaró el preconcurso a finales del pasado mes de octubre, inmerso en la guerra entre sus dos máximos accionistas, el presidente y socio fundador de Zinkia, José María Castillejo, y el empresario mexicano Miguel Valladares.

Castillejo, socio fundador de la productora de Pocoyó, controla a través de la sociedad Jomaca 98 el 64,7% del capital social de la compañía.

Por su parte, Valladares, con una participación del 11,2%, es también titular de un crédito que adquirió a Bankia que tenía, entre otras garantías, el 33% de la participación de Castillejo en Zinkia, con lo que podría alcanzar más del 40% de la compañía.