Publicado: 17.09.2013 20:11 |Actualizado: 17.09.2013 20:11

Los profesionales de TVE denuncian manipulación en la noticia de Cospedal ante el juez Ruz

El Consejo de Informativos exige la dimisión del director de contenidos de los Servicios Informativos, José Gilgado, al considerar que su actuación durante la elaboración de la información de la comparecencia de Cospedal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Informativos de TVE vuelve a cargar duramente contra la manipulación informativa de la dirección de los servicios informativos de la cadena pública. En esta ocasión, el órgano de representación de los trabajadores ha criticado tanto el tratamiento informativo realizado sobre la comparecencia de María Dolores de Cospedal, secretaría general del PP, ante el juez Ruz en el 'caso Bárcenas' como la cobertura del asalto ultraderechista al centro cultural Blanquerna, que acogía el acto de celebración de la Diada de Catalunya en Madrid.

"El Consejo de Informativos de TVE ha acordado en su reunión de hoy exigir la dimisión del Director de Contenidos de los Servicios Informativos, José Gilgado, al considerar que su actuación durante la elaboración del TD-2 del pasado 14 de agosto, ha vulnerado los principios editoriales de la Corporación RTVE y ha perjudicado gravemente la independencia y credibilidad de TVE y el derecho de los espectadores a recibir información imparcial, objetiva y veraz", reza el comunicado emitido por el órgano de representación de los trabajadores.

El comunicado, concretamente, hace referencia al tratamiento informativo que recibió la comparecencia de la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ante el juez Ruz en el marco de la investigación del 'caso Bárcenas'. Cabe recordar que dicho informativo se emitió sin la firma del editor y sin la de los profesionales que habían elaborado la información relacionada con la declaración como testigo de Cospedal.

Los hechos, según relata el comunicado, fueron de la siguiente manera. El área de Nacional de los Telediarios elaboró la información de la comparecencia de Cospedal dando cuenta de que la número dos del PP había asegurado que ella no había negociado la salida de Luis Bárcenas y que entendía que la salida del extesorero la "negociaron Rajoy y Arenas durante una reunión" con el propio Barcenas "en marzo de 2010".

El director de contenidos obligó a añadir una frase sin identificar qué fuentes la hacían

Sin embargo, el director de contenidos, José Gilgado, obligó a los redactores a añadir que "según otras fuentes, Cospedal no ha mencionado ni a Rajoy ni a Arenas". Los profesionales de TVE se negaron a añadir la frase sin identificar qué fuentes hacían el desmentido, "un dato que consideraban esencial para proporcionar una información objetiva y veraz".

Las reticencias de los trabajadores fueron ignoradas por el director de contenidos que, finalmente, decidió incluir la frase. La reacción de los trabajadores fue la de retirar su firma de la información. Reacción que fue compartida por el responsable de la edición del telediario de la noche, quien también retiró su firma ante la imposición de Gilgado.

El paso del tiempo ha otorgado la razón a los trabajadores que se negaron a introducir esa frase ya que la transcripción judicial revela que la número dos del PP alude a la reunión y a Rajoy y a Arenas como participantes en dos ocasiones a preguntas del juez y de un abogado de la acusación.

Julio Somoano respalda la actuación considerando que fue "una diferencia de criterio"

"Con la negativa a identificar las fuentes, TVE se prestó a una maniobra de intoxicación y manipulación, incompatible con las prácticas que la ley exige a TVE y que solo podría beneficiar a una alta responsable del partido político que sustenta al Gobierno o a su entorno", señala el comunicado de los trabajadores.

Asimismo, el Consejo de Informativos critica que Julio Somoano, director de informativos de TVE, respaldara la actuación del director de contenidos considerando lo sucedido como "una diferencia de criterio a la hora de identificar una fuente que había solicitado no ser citada". Por todo ello, el Consejo de Informativos de TVE reclama la dimisión del director de Contenidos, José Gilgado, y exige a Julio Somoano que, si éste presenta su dimisión, proceda a su inmediata destitución.

El Consejo de Informativos también ha cargado contra la cobertura del asalto ultraderechista al centro cultural Blanquerna, que acogía el acto de celebración de la Diada de Catalunya en Madrid. El 11 de septiembre, mientras un 1.600.000 personas se unían en forma de cadena humana por toda Catalunya para reclamar la independencia, un comando ultraderechista irrumpió al grito de "Catalunya es España" en el acto institucional de la Diada de Catalunya en Madrid. En el escaso minuto que permanecieron en el local, los asaltantes rompieron las lunas del centro, arrojaron gases lacrimógenos, agredieron a algunos de los presentes y lanzaron la bandera de Catalunya fuera del escenario.

Todos los informativos emitieron el plano del cabecilla ultra lanzando la bandera de Catalunya excepto TVE

Toda la escena quedó reflejada por las cámaras de televisión presentes y prácticamente todos los informativos emitieron el potente plano secuencia del cabecilla ultra lanzando la bandera de Catalunya. Sin embargo, los servicios informativos de TVE no lo hicieron. La información sobre el asalto quedó reducida a una pequeña pieza de 25 segundos en el telediario de la noche del 11 de septiembre en la que no se mencionó ni las lesiones ni los daños provocados a los asistentes.

El 12 de septiembre tanto Telediario 1 como el Telediario 2, así como el Informe Semanal del día 14, tampoco ofrecieron la imagen del cabecilla ultra lanzando la bandera de Catalunya fuera del escenario donde se celebraba el acto. Sin embargo, en los telediarios citados sí que fue posible ver a continuación del asalto ultra la secuencia en la que unos manifestantes encapuchados quemaban en Barcelona las banderas de España, Francia y de la UE, así como un retrato del rey.

Para el Consejo de Informativos de la televisión pública, órgano representativo de los trabajadores de la información, este tratamiento informativo supone una "censura grave" al omitir el ataque a la bandera de Catalunya y minimiza "la actuación y responsabilidad del comando ultraderechista". A juicio de los trabajadores la información que facilitó TVE "ignora la ofensa a una bandera constitucional en Madrid mientras la destaca en Barcelona".

Asimismo, el órgano de representación de los trabajadores considera que el ataque ultraderechista perpetrado en Madrid merecía una "información profunda y extensa" más allá de los veinticinco segundos que la dirección de informativos decidió otorgar al ataque. Por ello, los trabajadores aseguran sentirse "preocupados" por el tratamiento informativo realizado por la dirección.

En este sentido, el Consejo de Informativos considera que "con esta manipulación de la imagen del asalto", TVE está vulnerando su manual de estilo que señala que "la manipulación de sonidos o imágenes por parte de un profesional de RTVE con el fin de modificar su verdadero contenido está estrictamente prohibida". Asimismo, la nota emitida por el órgano también señala que la información ofrecida viola otro artículo del manual que establece que "los profesionales de TVE tienen el deber de ofrecer a los ciudadanos una información rigurosa, neutral, imparcial e independiente".