Publicado: 12.12.2013 20:02 |Actualizado: 12.12.2013 20:02

Los profesores se autoevaluarán cuando se implante la ley Wert

Educación publica el borrador del real decreto que desarrollará los currículos de las asignaturas dentro de la Lomce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los maestros de Primaria, Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato evaluarán tanto los aprendizajes de los alumnos como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente. Así consta en el borrador del proyecto de real decreto por el que se establece el currículo básico de la educación Primaria, Secundaria y de Bachillerato, que desarrolla la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), y que desde hoy el Ministerio de Educación somete a información pública.

En los artículos correspondientes a las evaluaciones de las tres etapas educativas se dice: "Los maestros evaluarán tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente, para lo que establecerán indicadores de logro en las programaciones didácticas".

En Primaria, la evaluación de los procesos de aprendizaje del alumnado será continua y global, y cuando el progreso del estudiante no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo. Los centros realizarán una evaluación individualizada al finalizar tercer curso y otra al terminar sexto, cuyo resultado se expresará en niveles que se harán constar en un informe.

En Secundaria, la evaluación será continua y en el último curso -cuarto- se hará una individualizada que requerirá una calificación igual o superior a 5 puntos sobre 10 para tener el título de la ESO. Los estudiantes de Secundaria podrán pasar de curso si han superado todas las materias o tengan una evaluación negativa en dos materias como máximo; repetirán curso cuando suspendan 3 o más asignaturas, o en dos que no sean Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas a la vez.

En Bachillerato, los alumnos pasarán de primero a segundo curso cuando hayan superado las materias o hayan suspendido dos como máximo; en segundo, se podrán matricular en las materias que no hayan aprobado sin necesidad de cursar de nuevo las superadas. Para obtener el título de bachiller será necesaria la superación de la evaluación final, cuya calificación final se ponderará entre el 60 % de la media de las calificaciones en las materias cursadas en Bachillerato y el 40 % de la nota de dicho examen final.

En el borrador se especifican todas las asignaturas que se encuentran agrupadas en tres bloques, tal y como fija la ley Wert: troncales, específicas y de libre configuración autonómica.

Al Gobierno corresponde determinar los contenidos comunes; los estándares de aprendizaje evaluables y el horario mínimo de las troncales; los estándares de aprendizaje evaluables de las específicas y los criterios de evaluación del logro de los objetivos de las enseñanzas y etapas de Primaria. En cuanto a las evaluaciones, el Ministerio determinará los criterios de evaluación de logros en las troncales y específicas, y diseñará las pruebas y el contenido para cada convocatoria.

Las Administraciones fomentarán y potenciarán la autonomía de los centros, evaluarán los resultados y aplicarán los oportunos planes de actuación. Además, entre las competencias transversales, el borrador establece que las comunidades fomentarán, por ejemplo, la iniciativa empresarial a partir de aptitudes como la creatividad, la iniciativa, el trabajo en equipo y la confianza en uno mismo. También propiciarán el desarrollo de los valores sobre la igualdad efectiva entre hombre y mujer y la prevención de la violencia de género.

El calendario escolar, al igual que en el fijado en la Ley Orgánica de la Educación (LOE, 2006), comprenderá un mínimo de 175 días lectivos para las enseñanzas obligatorias.