Publicado: 07.12.2013 08:37 |Actualizado: 07.12.2013 08:37

Los profesores denuncian: "Intentan demostrar que lo público no funciona"

Institutos madrileños realizan un gran esfuerzo en este nuevo curso tras los recortes en el sector educativo. En la comunidad hay 415 docentes menos que deben llevar los mismos grupos de incluso más de 30 alumnos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Profesores de institutos madrileños han denunciado a Público la situación en la que se encuentran desde que comenzara este curso académico 2013/2014. Entre los cambios llevados a cabo por culpa de los recortes se encuentra el aumento del esfuerzo exigido al profesorado debido, sobre todo, a la disminución del número de profesores y al aumento de la cifra de alumnos.

"Hay una cierta intencionalidad de demostrar que lo público no funciona", ha expresado a Público Emilio Fernández Calvo, profesor de Formación y Orientación Laboral y Empresa e Iniciativa Emprendedora en Formación profesional (FP) en el centro I.E.S Miguel Catalán.

"Hacen un cálculo de ahorro sin importar la calidad de la enseñanza. Si tienes más alumnos y más horas que dar, la calidad merma", ha explicado. Más alumnos y menos profesores. Esa es la realidad en la que se encuentran los colegios e institutos de la Comunidad de Madrid en este nuevo curso 2013/2014.

La proporción en números se traduce en la región en una plantilla con 415 docentes menos, que deben llevar los mismos grupos, pero con 4.500 estudiantes más. Unos recortes que, en palabras de Pilar Sánchez, profesora de Lengua Castellana y Literatura en el I.E.S Gómez-Moreno, obedecen a "una concepción mercantilista de la educación. El hecho de recortar en algunas asignaturas -como Humanidades- convierte a los alumnos en meros fabricantes, mano de obra productiva".

El Claustro de profesores del I.E.S. Miguel Catalán del municipio madrileño de Coslada enviaron a principios del año académico un escrito firmado por 41 de los 59 profesores a la Viceconsejería de Educación, a la dirección de área y a la inspección para manifestar su rechazo a las medidas e instrucciones recibidas a principios de curso que, según el profesorado, "redundan en el empeoramiento de sus condiciones laborales, así como en la calidad de la enseñanza". (Lee aquí el escrito completo) 

El Claustro no ha recibido respuesta por parte de la Administración. "Lo que intenta la Consejería es ahorrar mucho personal, no tirar de interinos y cubrir las jubilaciones. La tasa de reposición es cubrir una plaza de jubilación de cada diez en las otras administraciones, pero aquí ni siquiera eso", ha explicado Fernández Calvo.

"Tienen que compartir el ordenador hasta 3 chicos", explica el profesor

"El número idóneo de alumnos en FP, otros años, ha sido de 24-25 por clase pero este año tenemos hasta 32", ha explicado Fernández Calvo. "Yo puedo dar casi lo mismo a 25 que a 32, aunque mi trabajo diario no sea el mismo. A veces, tienen que compartir el ordenador hasta 3 chicos pero es más grave en los talleres, cuando un profesor tiene que enseñar a fabricar piezas a más de 30 chicos y no es lo mismo. Hasta hace unos años tenían desdobles pero los han eliminado", ha explicado.  

Para Fernández Calvo, los cambios sufridos en su centro, y otros, se deben al Real Decreto 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en materia educativa . En los últimos 3 años, el I.E.S. Miguel Catalán ha sufrido una reducción presupuestaria del 2,5% por año y, pese a que el número de alumnos en el centro se ha incrementado en un 50 el último curso, han perdido 3 profesores gracias a que este decreto permite aumentar la ratio de alumno por aula en un 20%.

Las bajas de profesores titulares solo se cubren cuando han transcurrido diez días lectivos, por lo que los alumnos deben ser atendidos con los recursos propios del centro, algo que hace que la Administración se ahorre la contratación de profesores interinos. Además, denuncian el aumento del esfuerzo exigido al profesorado ya que ahora tienen el deber de realizar la evaluación de septiembre a los alumnos de profesores interinos cesados por la Administración en junio.

El sindicato CCOO denunció a principios de este año académico la situación del 70% de los colegios de primaria e institutos de la comunidad, llegando a estimar los recortes presupuestarios en un 20% menos de los fondos, tras una rebaja del presupuesto de ocho millones de euros y con 2,6 millones menos para los convenios con corporaciones locales.

"Hacen un cálculo de ahorro sin importar la calidad de la enseñanza", expresa el Fernández  En el caso del instituto Gómez-Moreno de Madrid, situado en el distrito de San Blas - Canillejas, trabajan en la actualidad 50 profesores para 600 alumnos aproximadamente, "aunque no contamos con los 50 ya que tres profesores tienen un tercio de la jornada", ha aclarado la profesora. El descenso de profesores en este centro en los últimos años es evidente ya que en el curso 2009-2010 eran 59 los profesores que daban clase a 474 alumnos.

Sin embargo, el problema en el colegio madrileño tiene un trasfondo más grave ya que han perdido profesores, sobre todo, de su programa de compensatoria. Dicho programa se centra en intentar garantizar el acceso, la permanencia y la promoción en el sistema educativo del alumnado en situación de desventaja social. Además, se ha reducido de 2 a 1 el número de profesores de apoyo para alumnos sordos del centro, que es referencia en la integración de estos alumnos.

No solo la Comunidad de Madrid ha visto como reducían las plantillas de profesores en sus colegios. El pasado mes de abril, el Gabinete de Estudios de la Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras (FE-CCOO) cifraba los despidos de los trabajadores del sector educativo en 62.000, sin contar los datos de Catalunya y Euskadi, y la mayoría pertenecientes a centros públicos. Francisco García, secretario general de FE-CCOO, concretó que "la reducción media y a nivel estatal en un 11,5% de los gastos de personal en 2013 y el recorte de 2.600 millones de euros se ha traducido en la práctica desaparición de 62.000 efectivos".

"Tanto los recortes impuestos en los últimos años, como la recién aprobada Lomce suponen una pérdida evidente de la calidad de la enseñanza", ha manifestado Pilar Sánchez. "Sería necesario hablar de otros aspectos, que no son estrictamente los recortes. La Lomce supone una concepción de la educación con arreglo a unos parámetros economicistas y de productividad, no una inversión en el futuro de la formación global de la persona", ha sentenciado.