Publicado: 09.05.2013 20:28 |Actualizado: 09.05.2013 20:28

Profesores, padres y alumnos culminan un paro histórico y confían en que Wert recule, como Aznar

La comunidad educativa, que se enfrentó a la LOCE –la Ley de Educación que intentó, sin éxito, aprobar el Gobierno de José María Aznar– pretende ahora, con el mismo partido, frenar la LOMCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España se ha vuelto a teñir de verde en una multitudinaria protesta. La comunidad educativa al completo ha tomado las calles de 50 ciudades españolas para tratar de que impedir que el Consejo de Ministros apruebe este viernes la ley de educación presentada por el ministro Wert. Centenares de miles de padres, madres, alumnos y profesores en representación de todos los niveles educativos han marchado por Madrid bajo el lema "no a la Ley orgánica de mejora del calidad educativa (Lomce), no a los recortes, no a las contrarreformas educativas", en una manifestación que se ha prolongado cerca de dos horas y se ha cerrado al grito de ¡Wert dimisión! y ¡Sí se puede!. Los manifestantes, ataviados con las simbólicas camisetas de color esperanza, creen que esta vez también será posible frenar la 'Ley Wert', al igual que ocurrió con la LOCE cuando José María Aznar (PP) estaba al frente del Ejecutivo. Y como rezaban sus proclamas, su propósito se ha logrado: el ministerio ha confirmado que no la LOMCE no será aprobada por el Consejo de Ministros, al menos por ahora.

La marcha ha transcurrido por las principales plazas de la capital desde la de Neptuno hasta la de Sevilla, pasando por delante del Ministerio de Educación y la consejería autonómica del ramo. Durante todo el recorrido han estado custodiados por decenas de furgones de la Policía Nacional sin que se produjera ningún incidente reseñable.

Pese a la tranquilidad que ha reinado durante la mayoría del recorrido, siempre bajo una fuerte presencia policial, en el acceso a Sevilla por la Carrera de San se han realizado diversos registros a peatones con mochilas. Ha influido el hecho de que esta misma mañana varios activistas de Greenpeace han trepado hasta el techo del Congreso de los Diputados para protestar contra la aprobación de la Ley de Costas del PP

A gritos y a través de diferentes pancartas los manifestantes han pedido  la dimisión del ministro y la restitución de los fondos recortados. "Poca educación, poca democracia", "Educar o amaestrar" y "Franco ha Werto" "Wert, marrano aprende de tu hermano", han sido otros de los lemas más coreados en la protesta, junto al "Wert dimisión".

La variedad de edades y perfiles de los asistentes ha poblado la marcha: familias con niños pequeños, estudiantes de secundaria y de universidad, futuros maestros y pensionistas, todos bajo el mismo objetivo. "El Gobierno lo está haciendo fatal y queremos que nuestros nietos tengan la educación que se merecen", una pareja de jubilados explicaba así los motivos que le habían traído a la manifestación. "No lograrán silenciar a la calle pase lo que pase con la LOMCE", agregaba tajante, Juan, un orientador de un instituto público.

Por su parte, Maribel, una madre del Ampa del CEIP Juan Ramón Jiménez –que marchaba junto a sus dos hijos– ha tildado de "vergüenza" los recortes y ha afirmado que "ya se está notando" en forma de supresión de apoyos escolares.

Una vez la cabecera de la marcha ha llegado a la plaza de Sevilla los organizadores han leído un manifiesto. El texto ha denunciado que la LOMCE es una recopilación de "propuestas inaceptables que van recogiendo todos los rechazos posibles, quedando totalmente desacreditadas antes de ser aprobadas y muertas antes de ver la luz".

Mae Lozano, una extrabajadora de la cadena autonómica de Telemadrid ha leído la proclama que aseguraba que "quienes impulsan la involución y el desmantelamiento de todo lo público quieren seguir pisando el acelerador y desoír a los ciudadanos, demostrando que siguen estando dispuestos a imponer sus prejuicios y sus añoranzas de otros tiempos en los que la Democracia era una utopía, dejando claro que quieren seguir gobernando contra los ciudadanos y a pesar de causarnos graves perjuicios que, en demasiadas ocasiones, son irreparables", subraya el texto.

Para los convocantes de las protestas, las políticas públicas actuales están abocando a "un auténtico suicidio social" al país, ya que "ninguna política que se haga contra los ciudadanos ofrecerá un futuro que pueda verse con optimismo". "Ninguna política que pretenda eliminar o reducir siquiera, los derechos de los ciudadanos, puede ser admitida", proclama la plataforma.

El "drástico" recorte presupuestario de 6.000 millones de euros en este ejercicio, "que ha puesto el sistema educativo al borde del precipicio" La organización denuncia asimismo que se están adoptando "decisiones gubernativas lesivas" para los derechos de los ciudadanos y, en particular, para el derecho a la Educación, como el "drástico" recorte presupuestario de 6.000 millones de euros en este ejercicio, "que ha puesto el sistema educativo al borde del precipicio".

"Determinados gobiernos autonómicos iniciaron un camino de desmantelamiento de lo público, en nuestro caso de la escuela pública, al que se han ido sumando muchos otros y también el Gobierno central. Los sucesivos recortes económicos, los desatinos normativos, y la expulsión de alumnado, familias y profesorado de los centros educativos, se han realizado aprovechando una situación económica planificada para empobrecer a la sociedad, arrebatándonos los derechos de forma rápida y dolorosa", denuncia el manifiesto.

"Que se retiren las contrarreformas que pretenden devolvernos a un pasado al que no estamos dispuestos a regresar" Estos y otros motivos son los que han llevado a los firmantes de la proclama a advertir al Gobierno de que no cejarán en su intento por revertir sus pretensiones. "Que se retiren las contrarreformas que pretenden devolvernos a un pasado al que no estamos dispuestos a regresar, se recupere la inversión perdida, vuelvan los recursos humanos y materiales eliminados, y abandonen el mundo educativo aquellos que lo atacan", han exigido.

Con las palabras de Tohil Delgado, el secretario general del Sindicato de Estudiantes, ha concluido la marcha. "El PP nos quiere devolver a las cavernas de la educación, pero aquí estamos todos, también los jóvenes para decir no a la destrucción de la escuela pública", ha sentenciado.

Tal y como han advertido, la Plataforma por la Escuela Pública de Madrid ha anunciado que este sábado seguirán con las movilizaciones. En esta ocasión, comenzará a las 22.00 horas en la sede del Ministerio de Educación para concluir de madrugada en las puertas del Tribunal Constitucional para "defender nuestro derecho fundamental a la educación pública de calidad".