Publicado: 15.03.2014 19:42 |Actualizado: 15.03.2014 19:42

Profesores y estudiantes de la UAM se rebelan contra un seminario antiabortista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de estudiantes, profesores y personal de administración de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para evitar la celebración de unas jornadas sobre Bioética organizadas por una asociación pro-vida.  

Las principales ponentes del seminario —que se celebra hoy y mañana en la Facultad de Medicina— son Gádor Joya, médico pediatra y portavoz de la plataforma Derecho a Vivir y Polonia Castellanos, licenciada en Derecho y portavoz de la Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC). Es la segunda vez que la asociación Médicos por la Vida organiza unas jornadas de Bioética cuya asistencia se premia con un crédito ECTS y la segunda vez, por tanto, que la universidad las aprueba. Esta vez, el seminario coincide con la reciente aprobación del anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada promovida por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Ante este ascenario, el colectivo que se opone a las jornadas denuncia que la decisión de la UAM "es un paso más en la penetración y legitimación de un conservadurismo no basado en consideraciones científicas que no debe ser aceptado por las instituciones académicas y mucho menos favorecido con la concesión de créditos académicos y la puesta a disposición de locales universitarios".

Por ese motivo, un grupo de estudiantes se reunirán media hora antes del inicio de las jornadas —a las 15.30 horas— en el vestíbulo de la facultad de Medicina para "intentar boicotear el acto o, como mínimo, hacer un poco de ruido para que no se desarrolle con normalidad", cuenta a Público una de las contrarias al seminario.

En la cuenta de Twitter de Médicos por la Vida —que aplaude, por supuesto, la reforma de la ley del aborto del Gobierno— se pueden leer frases como "el feto también es mi paciente", "decidir sobre la vida de otro ser humano no te hace libre, decidir acabar con la vida de tu hijo sólo te hace la madre de un niño muerto" y "tu libertad termina donde empiezan los derechos de los demás y el primer derecho es el Derecho a la Vida".

Bajo el lema "No a la utilización de la universidad pública con fines sectarios. Por una universidad pública que defienda los derechos de las mujeres", los firmantes piden al rector que "vele por una enseñanza no dogmática y anclada en principios comprometidos con el desarrollo humano". "La celebración de este curso pone en circulación unas ideas que van en contra de los derechos de las personas. Las legitima delante del estudiantado, abriendo la puerta de la universidad pública a asociaciones anti-mujeres que ven en la universidad un terreno para hacer proselitismo entre la gente joven", reza el texto que ya han firmado cerca de 500 personas.

Coincidiendo con el discurso que recientemente consensuaron cerca de 2.000 profesionales sanitarios —el doctor Santiago Dexeus, entre ellos— estudiantes, profesores, personal de administración de la UAM y "otras personas y organizaciones ciudadanas comprometidas con la igualdad y la educación pública de calidad" denuncian que la nueva ley del aborto va "en contra del derecho a la elección de la maternidad por parte de las mujeres y condena a las socialmente desfavorecidas a los abortos clandestinos, con el consiguiente riesgo para su salud y su vida". "Es altamente dudoso que la circulación de las ideas que promueve el curso contribuya a la formación de los estudiantes y al fortalecimiento de los valores que nuestra universidad defiende en sus Estatutos y en su práctica cotidiana", dice el texto en el que los firmantes también piden al rector que inste a la Defensora del Universitario a que "actúe de oficio contra las irregularidades en relación con el respeto de los derechos y libertades de los miembros de la comunidad universitaria".