Público
Público

Programas sensibles a cultura, efectivos en asiáticos diabéticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jill Stein

Un programa sensible a lasdiferencias culturales ayuda a educar a los pacientesdiabéticos de origen asiático que viven en Nueva York.

El equipo de Grishma Parikh, del Centro Médico Beth Israel,en la ciudad de Nueva York, presentó los primeros resultados deun programa piloto durante la reunión anual de la AsociaciónEstadounidense de la Diabetes.

"Muchos estudios habían sugerido que las personas del surde Asia tendrían una alta prevalencia de la diabetes, aun conun menor peso corporal y tras considerar otros factoresdemográficos", dijo Parikh.

Además, las distintas poblaciones asiáticas poseen variosniveles de riesgo a desarrollar diabetes. Por ejemplo, datosdel Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva Yorkindican que la prevalencia de la diabetes es tres veces mayoren los adultos nacidos en el sur que en el este de Asia.

En Queens, ocho médicos de atención primaria de origensudafricano que atienden a una comunidad del sur asiáticopusieron en práctica un programa para facilitar la atención dela diabetes y la educación de los pacientes.

Un educador certificado de esa zona de Asia administra elprograma educativo y los materiales, que tienen en cuenta lacultura de la población, están disponibles en varias lenguas dela región.

El equipo incluyó a 80 inmigrantes de Pakistán, Bangladesh,Sri Lanka, Bután, Nepal y Maldivas, además de participantes conorígenes ancestrales en esos países. Todos recibieron sesionesindividuales de educación sobre diabetes y sesiones deseguimiento cada dos y cuatro semanas.

Un grupo de control no recibió esa educación formal.

Los datos preliminares a los tres meses mostraron unareducción significativa en los niveles de colesterol total, LDLo "malo" y HDL o "bueno", además de un mejor control del azúcaren sangre, en el grupo que participó del programa, pero no enel grupo de control.

El equipo sostuvo que, mientras que el seguimiento aún esbreve, los resultados sugieren que un programa culturalmentesensible para los residentes del sur de Asia con diabetes puedemejorar los resultados terapéuticos.