Público
Público

Prohíben sobrevolar la zona donde se celebrará la boda de Chelsea Clinton

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades de EE.UU. han ordenado cerrar el espacio aéreo sobre la población de Rhinebeck (Nueva York) para ciertas aeronaves durante este fin de semana, lo que parece confirmar, pese al secretismo de los novios, que la boda de Chelsea Clinton se celebrará en esa localidad.

La Administración Federal de Aviación (FAA) emitió una orden que se puede ver hoy en su página de internet y con la que prohíbe que se realicen vuelos sobre la localidad neoyorquina a una altura inferior a los 610 metros, debido "al movimiento de personalidades importantes" en ese área al norte de la Gran Manzana.

La prohibición entrará en vigor a las 19.00 GMT del sábado 31 de julio, día en que se casará la hija de la actual secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton y del que fue presidente del país entre 1993 y 2001 Bill Clinton, y dejará de tener efecto a las 07.30 GMT del día siguiente.

El objetivo de la medida es garantizar la seguridad del acto, en el que se espera que se den cita pesos pesados de la política de EE.UU. así como de la vida cultural, con el fin de salvaguardar la intimidad de la pareja, que ha llevado con alta discreción los preparativos de su enlace.

Con esta prohibición, los fotógrafos que planeaban tomar imágenes de la celebración desde el aire lo tendrán ahora más difícil para captar alguna instantánea de la que muchos tildan como la boda del año y la que algunos medios neoyorquinos han titulado con ironía como "la boda del milenio", debido a su elevado coste y secretismo.

Algunos cálculos divulgados en los últimos días sitúan el precio de la boda de Chelsea con el banquero Marc Mezvinsky en varios millones de dólares, pero las cifras están basadas en especulaciones de varios conocidos organizadores de bodas, ya que poco se sabe con detalle de la misma.

La mansión Astor Courts, a orillas del río Hudson, en Rhinebeck, acoge ya una enorme carpa blanca con capacidad para 500 invitados, que los novios han elegido a orillas del río Hudson, según muestran las fotografías del lugar tomadas desde el aire y que publican hoy varios medios locales.

Casi todo está así listo en la lujosa mansión, diseñada en 1902 por el famoso arquitecto Stanford White y que es propiedad de propiedad de Kathleen Hammer y Arthur Seelbinder, conocidos donantes de los Clinton, para acoger la ceremonia y un festejo en el que se espera desde a Oprah Winfrey, Steven Spielberg o Barbra Streisand, hasta a los ex primeros ministro británicos Tony Blair y John Major.