Público
Público

La prohibición total de fumar no tendrá ningún efecto negativo, según la ministra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prohibición total de fumar en los lugares públicos no tendrá "ningún efecto negativo", según la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, que ha descartado que esa medida vaya a perjudicar al sector hostelero.

"En ninguno de los países donde se ha implantado esta medida ha tenido un efecto negativo, y en todos ellos los ciudadanos lo han aceptado con una gran normalidad; ¿por qué no va a ser así en España?, se ha preguntado.

Jiménez, en una entrevista con la Agencia EFE, ha destacado la "madurez" que a su juicio tiene la sociedad española para asimilar una reforma de estas características y para asumir la prohibición total de fumar en todos los lugares públicos cerrados.

La ministra está convencida de que el criterio en este sentido de la mayoría de la sociedad española es coincidente con el de los responsables del Ministerio de Sanidad: "hay que trabajar hasta conseguir que los espacios públicos cerrados sean espacios libres de humo".

Ha recordado que la ley vigente, que restringe ya el uso del tabaco en muchos lugares, ha tenido ya un efecto "muy beneficioso" en los ciudadanos, y ha destacado que esos efectos y beneficios son reconocidos y valorados por los propios fumadores.

"Ahora, hay muchas personas que están esperando que la decisión se extienda a los lugares de ocio", ha dicho la ministra.

Trinidad Jiménez se ha referido a los graves perjuicios que el tabaco causa en la salud; ha advertido de que cada día fallecen en España 66 personas a causa del tabaco, y ha corroborado que su obligación como titular de la cartera de Sanidad es trabajar para reducir esa cifra, para que crezca el número de personas que abandonan ese hábito y para que cada vez sea mayor el número de espacios libres de humo.

El objetivo principal de esta ley, ha manifestado, es proteger a dos sectores de la población: a los jóvenes y niños que acuden a los lugares de ocio y a los trabajadores de la hostelería, "que se ven obligados a inhalar altísimas dosis de nicotina durante muchas horas al día".

Frente a esas cifras y condiciones laborales, la ministra considera que existe un amplio consenso social y un amplio consenso político, y ha recordado que el proyecto de ley ha comenzado su tramitación parlamentaria con el apoyo de la práctica unanimidad de la cámara baja.

La ministra ha incidido en que cuando reformas similares se han puesto en marcha en otros países, no ha tenido "ningún" efecto negativo, la gente sigue acudiendo con normalidad a los lugares públicos, y ha observado además que el 75 por ciento de los ciudadanos no fuman e irán "más a gusto y con más intensidad" a los locales cuando estén libres de humo.