Público
Público

Prohibidas las manifestaciones en el centro de Roma tras los últimos altercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, dispuso hoy la prohibición durante un mes del recorrido de manifestaciones por el centro histórico de la capital italiana, tras los graves disturbios registrados el pasado sábado, que causaron daños por valor de varios millones de euros y decenas de heridos.

En un comunicado el Ayuntamiento de Roma informó de que dicha prohibición, materializada en una ordenanza municipal, se refiere al distrito 1 de la ciudad, el más céntrico, donde solo se podrán llevar a cabo concentraciones, previa autorización, en varios puntos específicos que no impliquen desplazamientos.

Entre esos puntos de concentración figuran la plaza de la Boca de la Verdad, la plaza de la República, el Circo Massimo, la plaza del Pueblo y la plaza Farnesio.

En la ordenanza, Alemanno afirma que es "urgente" evaluar de nuevo las reglas que rigen las protestas para "conjugar" el derecho de manifestación con la seguridad urbana y el derecho a la libre circulación y movilidad.

Esta decisión se produce después de que las fuerzas del orden italianas efectuaran este lunes una masiva redada por toda Italia para buscar a los responsables de los violentos altercados registrados durante la manifestación del movimiento de los "indignados".

Cientos de agentes hicieron registros, sobre todo en círculos del movimiento anarquista y de los ultras de fútbol, principalmente en Nápoles (sur de Italia), Milán (norte) y Roma, sin que nuevos detenidos se sumaran a los doce arrestados del pasado sábado.

Para esa docena de detenidos, con edades comprendidas entre los 19 y los 30 años, la Fiscalía de Roma pidió hoy que se dicte prisión preventiva, bajo la acusación de resistencia a la autoridad agravada por el lanzamiento de objetos contundentes.

Estos arrestados, que, según las primeras investigaciones, no provienen de ambientes anarquistas y tampoco del movimiento ultra de los equipos de fútbol del Lazio y el Roma, pueden enfrentarse a penas de cárcel de entre 3 y 15 años.

Los detenidos, entre ellos tres mujeres, son de nacionalidad italiana, salvo un rumano, y sobre su posible prisión preventiva tendrá que decidir un juez en las próximas 48 horas.

El ministro de Interior de Italia, Roberto Maroni, adelantó hoy que mañana anunciará en una comparecencia extraordinaria ante el Senado la disposición de nuevas normas para evitar que se produzcan hechos violentos como los del sábado.

De acuerdo con los medios de comunicación italianos, este domingo la Policía italiana detuvo durante unas horas a seis jóvenes en un área de servicio de una autopista próxima a Florencia (centro del país) cuando regresaban de Roma.

Los jóvenes, que viajaban en un furgón en el que se encontró material probablemente utilizado, según los agentes, en los altercados del sábado, fueron posteriormente puestos en libertad, a la espera de que se lleve a cabo una investigación sobre ellos.