Público
Público

Prohibirán fumar al aire libre en Nueva York desde el 23 de mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fumar en los parques de Nueva York,playas, paseos marítimos, plazas peatonales y otros espaciospúblicos estará prohibido desde el 23 de mayo, pese a quejas deintromisión excesiva del Gobierno en las vidas privadas de laspersonas.

El alcalde Michael Bloomberg firmó el martes la ley,después que el consejo de la ciudad aprobó -por 36 votos afavor y 12 en contra- las restricciones del fumar antes estemes. La ley extiende la prohibición existente de fumar enrestaurantes y bares en la ciudad.

"Frederick Law Olmsted llamó a los parques públicos comolos 'pulmones de la ciudad' -un refugio donde uno podríaescapar de las atestadas, ruidosas y contaminadas calles", dijoBloomberg en un comunicado. "Debemos asegurar que nuestrosespacios públicos brinden justo eso -un lugar sano en querelajarse y disfrutar de los alrededores", agregó.

Nueva York se une a Chicago y San Francisco con iniciativasque combaten el humo de segunda mano en lugares públicos.

El departamento de parques de la ciudad de Nueva York harácumplir la prohibición, que dijo que daría una advertenciaantes de emitir una multa de 50 dólares. La policía nofiscalizará la ley.

"Esto es tiranía, racionalizada por una mentira", dijoAudrey Silk, directora de New York Citizens Lobbying AgainstSmoker Harassment. "Que el humo de segunda mano está dañando atodos afuera es una absoluta mentira", agregó.

Dijo que su organización planea organizar una jornada de"fumar" al aire libre el 23 de mayo.

Bloomberg también ha promovido medidas de salud incluyendouna veda de las grasas trans en alimentos de restaurantes y unrequerimiento de que las cadenas de restaurantes muestrencuentas de calorías en los menús.

Bloomberg está realizando una campaña nacional concompañías de alimentos para recortar los niveles de sal en susproductos y para que el Gobierno federal prohíba la compra debebidas azucaradas con estampillas de alimentos -cuponesfederales utilizados por 42 millones de estadounidenses debajos ingresos para comprar alimentos.

Los neoyorkinos pueden fumar en las aceras,estacionamientos, calles y en sus casas, aunque la mayoría delos arrendadores no lo permite.