Público
Público

La promoción de viviendas cae un 50 por ciento y los precios seguirán a la baja durante 2 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las viviendas iniciadas caerán este año un 50 por ciento, hasta las 325.000 unidades, según la consultora DBK, que pronostica que a corto plazo se producirán más cierres de empresas en el sector y que los precios seguirán presionando a la baja, al menos, durante los próximos dos años.

Los motivos de este retroceso radican en la crisis económica y financiera, la caída de la demanda y la dificultad para obtener o renovar financiación, según DBK, que señaló que los promotores tenderán hacia el arrendamiento de oficinas y locales y al alquiler con opción a compra de viviendas para aliviar su situación.

El número de viviendas, tanto iniciadas como terminadas, se mantendrá en niveles bajos hasta que el actual stock haya sido absorbido por el mercado, según la consultora, que señaló que en 2007 se iniciaron 616.000 viviendas y en 2006 unas 700.000.

Las previsiones a corto y medio plazo para el mercado inmobiliario residencial apuntan a un "notable" descenso de la actividad y a la prolongación de la bajada en el número de operaciones de compraventa, "lo que provocará una fuerte caída en la salida al mercado de nuevas promociones".

Según la consultora, a cierre de 2008 el número de viviendas terminadas podría situarse en unas 646.000 unidades, algo por debajo de las contabilizadas en 2007 (646.800), mientras que 2009 descenderá un 40 por ciento, hasta las 400.000 viviendas.

En este contexto, a corto plazo se espera que se produzcan nuevos cierres de empresas para pasar posteriormente a operaciones corporativas que contribuirán a concentrar la oferta en un número cada vez menor de grandes grupos, añadió DBK.

El descenso de las ventas y el exceso de oferta incrementarán la presión sobre los precios de venta, de modo que se esperan tasas de variación negativas durante al menos los dos próximos años.

Para la consultora, el arrendamiento de viviendas permitirá a los promotores aliviar la carga financiera derivada del aumento de los plazos de venta.

Asimismo, se ampliará la oferta de viviendas en arrendamiento con opción a compra, ya que esta fórmula dilata la necesidad de financiación para el comprador.

En este contexto, se espera un traslado de la actividad del sector hacia segmentos con mayor estabilidad, como las residencias para la tercera edad y el alquiler de oficinas, locales comerciales, logísticos e industriales.

No obstante, a medida que la crisis económica vaya extendiéndose se producirá un gradual deterioro de la contratación de inmuebles en arrendamiento para uso empresarial, advirtió DBK.

Respecto a la composición del sector, la consultora recordó que éste se caracteriza por un alto grado de atomización, de modo que en enero de 2008 había registradas más de 177.000 empresas, en su mayoría pymes, dedicadas a la promoción y el arrendamiento de inmuebles.

A corto plazo se prevé una intensificación de la competencia entre las empresas y un fuerte descenso del número de operadores, especialmente entre los de menor dimensión y capacidad financiera.