Público
Público

Los pronósticos del BCE provocan la mayor caída de la bolsa en 7 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Bolsa española cayó hoy el 3,11 por ciento, la mayor caída desde el 5 de febrero, y perdió la cota de los 11.500 puntos, después de que el Banco Central Europeo (BCE) revisara a la baja las previsiones de crecimiento para la Eurozona en 2008 y 2009.

El principal indicador del mercado español, el Ibex-35, terminó la jornada con una bajada de 369 puntos y se situó en 11.480,10 puntos, en tanto que el Índice General de Madrid cedió el 3 por ciento hasta 1.233,51 puntos.

En Europa, con el euro perdiendo posiciones hasta 1,435 dólares, las principales plazas también se desplomaron: Londres cedió el 2,50 por ciento; Fráncfort, el 2,91 por ciento; París, el 3,22 por ciento, y Milán, el 2,85 por ciento.

El parqué español comenzó la jornada prácticamente plano, sin un rumbo claro, al igual que los principales mercados del Viejo Continente, todos ellos expectantes a las decisiones que el BCE pudiera tomar en su reunión de hoy y haciendo caso omiso a Wall Street, que logró darse la vuelta y cerrar en positivo en la sesión de ayer.

Poco después del mediodía, el BCE cumplía los pronósticos de los analistas y mantenía los tipos de interés en el 4,25 por ciento, pero revisaba a la baja las previsiones de crecimiento para los países de la zona Euro, que pasa a situar entre el 1,1 y el 1,7 por ciento para este año y entre el 0,6 y el 1,8 por ciento para 2009.

Además, también revisaba al alza la tasa de inflación por posibles aumentos de los precios de la energía y de los alimentos, lo que hacía que los mejores augurios de una posible rebaja de tipos en 2008 se diluyese y alentara el pesimismo de la Bolsa.

Por si estos datos no fueran suficientes, Wall Street abría hoy con un retroceso del 1,13 por ciento, afectada por los datos de peticiones iniciales de desempleo en agosto, peores de lo esperado, y que dejan un número total de parados de 3,435 millones, el nivel más alto en cinco años.

Como viene siendo habitual en los días de repliegue, los grandes valores, las constructoras y el sector financiero fueron los más castigados de la sesión.

Precisamente hoy Citigroup publicó un informe en el que asegura que la Bolsa seguirá penalizando al sector financiero español -en especial la banca mediana-, una tendencia que "se acentuará por el incremento de la morosidad".

Además, el BCE anunció el endurecimiento del sistema de garantías que se exige a los bancos comerciales de la zona del euro para prestarles dinero.

Con todo esto, el que el precio del barril de crudo Brent, de referencia en Europa y para entrega en octubre, bajase hasta a 105 dólares no fue suficiente para mitigar la caída.

Entre los pesos pesados de un selectivo casi teñido de rojo por completo, Santander perdió el 4,03 por ciento; Iberdrola -que ayer obtuvo la autorización de las autoridades de EEUU para adquirir Energy East-, el 3,40 por ciento; BBVA, el 3,04 por ciento; Telefónica, el 2,14 por ciento, y Repsol, el 1,83 por ciento.

La mayor caída del selectivo, del 5,86 por ciento, se la anotó Acciona, seguida de Iberia, que cayó el 5,56 por ciento, y FCC, que cedió el 5,44 por ciento.

Por otra parte, Técnicas Reunidas lideró las ganancias del selectivo con una subida del 0,23 por ciento, seguida de Unión Fenosa, que avanzó el 0,12 por ciento.

En el mercado continuo, la mayor caída fue la de Testa Inmobiliaria, del 8 por ciento, en tanto que las ganancias estuvieron comandadas por Banco de Galicia, que subió el 5 por ciento.

En cuanto a los sectores de la Bolsa de Madrid, todos terminaron en negativo: Servicios Financieros perdió el 3,63 por ciento; Materiales Básicos, el 3,47 por ciento; Servicios de Consumo, el 3,40 por ciento; Bienes de Consumo, el 2,85 por ciento; Petróleo, el 2,35, y Tecnología, el 2,19 por ciento.