Público
Público

Los propietarios de los acontecimientos deportivos abogan por reducir gastos por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los propietarios y organizadores de grandes acontecimientos deportivos como la Copa del América de Vela, el Mundial de Motociclismo o los campeonatos internacionales de atletismo han apuntado hoy la necesidad de reducir gastos en sus competiciones para adaptarse a la situación de crisis mundial.

Valencia ha acogido hoy la segunda y última jornada del congreso 'Los grandes acontecimientos deportivos: clave para el desarrollo de las ciudades', organizada por la escuela de negocios IESE, de la Universidad de Navarra.

Moderado por el ex futbolista Emilio Butragueño, la primera mesa redonda del día ha agrupado a Ernesto Bertarelli, armador del Alinghi; Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de la empresa Dorna, propietaria del Mundial de Motociclismo; Paul Hardy, director de las competiciones de la IAAF, y Tu Mingde, vicepresidente del comité olímpico de China.

Después de sus intervenciones, se ha cuestionado a los conferenciantes sobre el impacto de la crisis económica mundial en sus acontecimientos y, en concreto Ezpeleta ha recordado que Dorna ha anunciado una reducción de costes para este año.

"Normalmente los equipos contaban con dos motos y a partir de ahora y para 2010 sólo tendrán una", ha dicho el consejero de Dorna, quien además ha asegurado que van a reducir en un 30 por ciento este año, y en un diez por ciento más en 2010, el impacto económico que tiene para los equipos la utilización de las altas tecnologías.

Ezpeleta ha asegurado que, pese a que muchos de los países que acogen grandes premios "son europeos y están en crisis", apuestan por seguir celebrándolos allí. "La experiencia es importante pero también la tradición, sobre todo unida a innovación", ha apuntado.

Respecto a Valencia, sede desde 1999 de uno de los grandes premios del Mundial de Motociclismo, el directivo ha asegurado que era "un ejemplo ideal" de ciudad que ha cumplido las bases necesarias para acoger grandes acontecimientos deportivos.

Además, ha apuntado que a cambio de exigir a las sedes un circuito permanente, homologado y seguro y una buena capacidad organizativa e infraestructuras acordes, ofrecen a las ciudades un paquete global por cinco años y el beneficio de un impacto económico de 100 millones de euros, además de publicidad por todo el mundo.

Bertarelli, vigente defensor de la Copa del América, ha resaltado que su intento por reducir costes y plantear la existencia de un único barco por equipo "ha creado confusión" y ha admitido que con la mitad del presupuesto, tal y como plantean de 60 a 30 millones de euros, hay garantías para poder ganar la competición.

En relación a la crisis mundial y su incidencia en las competiciones que organiza la IAAF, Paul Hardy ha asegurado que son "conscientes" de la situación actual y también se han visto afectados por lo que trabajan para revisar el formato de la competición.

"Una de las áreas en las que trabajamos es en lograr una mayor interacción con los municipios para que participen en la financiación", ha comentado Hardy, que ha afirmado que aunque de momento mantienen sus fuentes de financiación, deben "trabajar para asegurarse los ingresos futuros".

En su intervención, Hardy ha asegurado que cuando se plantearon la elección de Valencia como sede del último Mundial de Atletismo en Pista Cubierta, celebrado en marzo de 2008, se sorprendieron de que el escenario fuera un velódromo pero confiaron en la capacidad organizativa de la ciudad.

"Sabíamos que serían capaces de organizar adecuadamente nuestro evento, después de haber organizado con éxito un acontecimiento como la Copa del América", ha afirmado Hardy, que ha resaltado que "la ciudad donde se celebre es clave para el éxito del acontecimiento deportivo" y que es "importante el apoyo de las autoridades".

Ha destacado que muchas de las ideas que surgieron del proyecto de Valencia "han sido incorporadas como puntos importantes" en siguientes acontecimientos deportivos de la IAAF.