Publicado: 12.07.2014 11:45 |Actualizado: 12.07.2014 11:45

Una prostituta de lujo de 26 años, la 'femme fatale' de Silicon Valley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alix Catherine Tichelman, morena, de curvas seductoras, ojos azules y mirada penetrante se ha erigido con sólo 26 años en la nueva mujer fatal de Estados Unidos, después de que su nombre haya aparecido vinculado a la muerte de dos hombres por sobredosis de heroína. Tichelman fue detenida por la Policía de Santa Cruz (California) el pasado 4 de julio en relación a la muerte de un directivo de Google cuyo cuerpo fue encontrado en un yate al que había sido invitada la joven, quien, presuntamente, habría proporcionado al dueño heroína y no le habría socorrido cuando perdió el conocimiento.

A raíz de la detención de la joven prostituta de lujo, la Policía reabrió el caso de Dean Riopelle, el propietario de un bar musical de Georgia -de donde Tichelman es originaria- que había sido pareja de la chica durante dos años y medio y que falleció el año pasado también a causa de una sobredosis de heroína mientras estaba con ella. "Es fría, fría como el hielo", la describió el ayudante del jefe de Policía de Santa Cruz, Steve Clark, quien aseguró que "la única persona que le importa a Alix Tichelman es Alix Tichelman".

La joven prostituta acudió el pasado 26 de noviembre al yate Escape -de más de 15 metros de eslora-, anclado en el puerto de Santa Cruz y propiedad del directivo de Google Forrest Timothy Hayes, de 51 años. Según la Policía, una vez en el barco, Tichelman suministró varias dosis de heroína al directivo de la empresa tecnológica, lo que llevó a éste a "sufrir complicaciones médicas" y perder la consciencia. Los agentes tuvieron acceso a un vídeo registrado por una cámara de vigilancia del yate en el que se ve cómo la chica no hace ningún esfuerzo para socorrer al hombre cuando éste empieza a encontrarse mal, sino que recoge sus pertenencias, se bebe un vaso de vino, baja la persiana de la ventana y se marcha. El cuerpo sin vida de Hayes fue encontrado a la mañana siguiente por el capitán del yate.

Por este caso, a Tichelman se le acusa de asesinato en segundo grado, destrucción de pruebas, y transporte y suministro de narcóticos, ya que, según la Policía, las pruebas reflejan un grado de culpabilidad por parte de la joven superior al de homicidio involuntario y que permite acusarla de asesinato. Durante los interrogatorios con la Policía, la joven se jactó de tener una clientela de "más de 200 hombres ricos e influyentes", muchos de ellos de la próspera región tecnológica de Silicon Valley, y los agentes encontraron en su bolso una aguja cargada de heroína, así como dosis extra de esta droga.

Todo ello llevó a la Policía a reabrir el caso de la expareja de Tichelman, ocurrido sólo dos meses antes del fallecimiento del directivo de Google y por el que jamás se llegaron a presentar cargos contra la joven. "Ambos sujetos en estos casos fallecieron por sobredosis de heroína, así que hay varios factores que queremos revisar para asegurarnos de que no se nos escapa nada", indicó el inspector Shawn McCarty, de la Policía de Milton, la ciudad de Georgia donde murió la pareja de Tichelman. Un amigo de Riopelle aseguró hoy a la CNN que "ni en un millón de años" Dean habría probado la heroína y que él nunca se creyó que su amigo tomara voluntariamente la droga.

Amante de los simios y de la música de Marilyn Manson según sus distintos perfiles en las redes sociales, en los que aparece bajo el seudónimo AK Kennedy, Tichelman se describe a sí misma como modelo, poetisa y artista de maquillaje. La joven, que aparece en multitud de fotografías semidesnuda y mostrando todo su cuerpo repleto de tatuajes, incluso llegó a protagonizar un vídeo colgado en la red en el que se dirige personalmente a cámara para ofrecer consejos de cómo maquillarse. Tichelman acudirá por primera vez a la corte del condado de Santa Cruz el próximo 16 de julio, fecha en la que se le leerán los cargos de los que se le acusa.