Público
Público

Las prostitutas de Lleida usan chalecos reflectantes para evitar ser multadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las prostitutas que ejercen en la carretera LL-11 de Lleida, a la altura del término municipal de Els Alamús, emplean chalecos reflectantes, después de que los Mossos d'Esquadra hayan multado a varias de ellas por poner en peligro la seguridad del tráfico.

Estas prostitutas, que se sitúan habitualmente en una de las rotondas de la LL-11, la carretera que enlaza la ciudad de Lleida con la autovía A-2, trabajaban hasta hace pocos días en la zona con su ropa habitual.

Los Mossos d'Esquadra multaron a varias de ellas con 40 euros por incumplir la normativa viaria, que obliga a cualquier peatón que circule por la calzada o el arcén de fuera de una población a utilizar un chaleco reflectante para advertir de su presencia a los conductores.

Según ha indicado a Efe la policía catalana, los agentes están aplicando a las prostitutas la misma normativa que al resto de usuarios, ya que ponen en peligro tanto su seguridad como la de los conductores.

Es por ello que para evitar ser sancionadas de nuevo, la mayoría de las ocho o nueve de mujeres que ejercen en Els Alamús han decidido acatar la normativa y ponerse el preceptivo chaleco amarillo.

Algunas de ellas, no obstante, se resisten a utilizar esta prenda y continúan trabajando a pie de carretera sin elemento reflectante alguno que alerte de su presencia.

Para el alcalde de Els Alamús, Josep Maria Beà, el hecho de que estas mujeres usen chaleco no soluciona el problema de la prostitución en el municipio.

Se da la circunstancia de que el ayuntamiento de Els Alamús tiene aprobada una ordenanza que prohíbe "ofrecer, solicitar, negociar o aceptar, directa o indirectamente, servicios sexuales en los espacios públicos del término municipal".

El alcalde se ha quejado en numerosas ocasiones de las molestias y del peligro que supone la presencia de prostitutas en la rotonda de la LL-11, una vía poco iluminada y alejada del núcleo urbano, aunque éstas, ahora con chaleco, siguen ejerciendo con toda normalidad en la zona.

Las trabajadoras sexuales suelen colocarse a ambos lados de la rotonda de Els Alamús en horario de noche y a veces también de tarde.