Público
Público

Protesta por el abandono de las líneas regionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El AVE es más caro y contaminante que el tren convencional, y además las altas inversiones que precisa van en detrimento de las líneas regionales, que son las que de verdad vertebran el territorio. Estos son dos de los argumentos de los centenares de manifestantes que protestaron frente a la nueva estación del AVE de Valencia para pedir más inversión en la red de cercanías.

Los organizadores -CGT, CCOO, Ecologistas en Acción y otra docena de colectivos, a los que se sumó IU- criticaron el carácter elitista de la nueva infraestructura. 'No es verdad que vaya a potenciar la llegada de turistas a Valencia, como han prometido los políticos. Para una familia de cuatro miembros, ir y volver costará 512 euros; es un 40% más que el tren convencional, un 63% más que el autobús y un 85% más que el coche', lamentó Juan Ramón Ferrandis, de CGT. Los previsiones del propio Ministerio de Fomento respaldan su afirmación: el AVE captará el 50% de los viajeros que hasta ahora han hecho el mismo trayecto en avión, y sólo al 25% de los del coche y al 5% de los que usan el autobús.

'Menos AVE y más regionales' fue uno de los lemas más coreados. En la nueva línea se han invertido 12.000 millones de euros que, según Ferrandis, se habría podido mejorar la red de tren convencional entre Madrid y Valencia hasta alcanzar los 220 km por hora, y también se habrían podido potenciar los trenes regionales. 'El AVE beneficia a las grandes poblaciones, pero deja las comarcas por las que pasa en la más absoluta desolación', concluyó.