Público
Público

Una protesta africana sobre Kioto atasca la cumbre de Copenhague

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La principal sesión de las conversaciones climáticas de la ONU en Copenhague fue suspendida el lunes después de que los países africanos acusaran a los ricos de intentar hundir el actual Protocolo de Kioto.

Las conversaciones no comenzaron a las 10:30 GMT, como estaba previsto, por la protesta africana.

La sesión pretendía buscar fórmulas para poner fin al estancamiento sobre cuestiones cruciales, cuatro días antes de que unos 110 líderes mundiales intenten forjar un nuevo pacto climático para limitar un calentamiento global que los científicos dicen que traerá más olas de calor, inundaciones y un aumento del nivel del mar.

"Esto es un plantón por el proceso y la forma, y no un plantón por el fondo, y es lamentable", dijo la ministra australiana para el Cambio Climático, Penny Wong, sobre la protesta de los países africanos en la cumbre que se celebra del 7 al 18 de diciembre.

"Una serie de países en desarrollo han expresado su preocupación y actuado en consecuencia. Este no es el momento para juegos de procedimiento. Necesitamos resolver los temas del proceso y meternos en materia", declaró.

Los países africanos acusaron a los ricos de intentar acabar con el actual Protocolo de Kioto para reducir los gases de efecto invernadero. Dijeron que el borrador de las conversaciones previstas para el lunes ignoraba sus preocupaciones.

Los países desarrollados están intentando "hundir" por completo las conversaciones de 192 países, dijo en rueda de prensa Kamel Djemuai, un responsable argelino que dirige el grupo africano en las conversaciones.

"MATAR KIOTO"

Djemuai afirmó que los planes de los países ricos "suponen que vamos aceptar la muerte del único instrumento legalmente vinculante que existe ahora", en referencia a Kioto. Otros delegados africanos también dicen que los ricos quieren "matar Kioto".

Yvo de Boer, responsable del Secretariado del Cambio Climático de la ONU, auguró que las negociaciones se encarrilarían de nuevo por la tarde.

"La gran mayoría de los países aquí presentes quieren ver la continuación del Protocolo de Kioto", declaró. "No soy consciente de que ningún país esté intentando bloquear nada".

De Boer dijo que la ministra danesa, Connie Hedegaard, que preside el encuentro, designaría a los ministros de Medio Ambiente para que intentaran romper el impasse en temas clave, como la profundidad de los recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países desarrollados para 2020, y el dinero para ayudar a los pobres.

Los países en desarrollo quieren ampliar el actual Protocolo de Kioto, que obliga a los países ricos, excepto a Estados Unidos, a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2012, y formular un nuevo pacto diferente para los países en desarrollo.

Sin embargo, la mayoría de los países ricos quieren integrar el Protocolo de Kioto de 1997 en un nuevo acuerdo individual con obligaciones para todos dentro de una ofensiva contra un calentamiento global.

"Necesitamos soluciones a dos vías", dijo Djemuai.

La mayoría de los países desarrollados prefiere un único camino en gran parte porque Estados Unidos, el segundo emisor de gases de efecto invernadero después de China, está fuera de Kioto. Temen unirse a un nuevo Kioto mientras Washington se escabulle con un régimen menos estricto junto con los grandes países en desarrollo.