Público
Público

Protesta de taxistas en Madrid contra la liberalización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de taxistas se manifestaron el jueves en el centro de Madrid para protestar contra un proyecto de ley que consideran una legalización del intrusismo y la desprofesionalización del sector, al regular el alquiler de vehículos con conductor.

Entre gritos de "Zapatero, dimisión" o "Zapatero, embustero", un grupo de taxistas se acercó hasta el Congreso de los Diputados, donde en ese momento se debatía la denominada Ley Ómnibus, que modifica 47 leyes estatales de diversos ámbitos sectoriales para adaptarlas a la directiva europea de servicios.

Su artículo más polémico es el 21, que se refiere al transporte terrestre, e introduce un régimen de liberalización de tarifas de ejercicio de la actividad de transporte discrecional de viajeros en ciertos servicios.

"Esto es el desmantelamiento de un sector productivo que funciona perfectamente y que no tiene ningún tipo de problema ni de demanda social", dijo un taxista en declaraciones a la Cadena Ser.

Los taxistas consideran que puede ser la ruina de decenas de miles familias, ya que creen que en la práctica permite un servicio paralelo de taxis sin que los vehículos privados tengan que pagar las licencias y ceñirse a las tarifas y las normas establecidas por la administración.

Sin embargo, desde el Gobierno niegan que un particular vaya a poder ofrecer servicios de taxi. Aseguran que la ley de transportes es una norma de ámbito nacional y no afecta a los taxis, que se rigen por normativa autonómica y local, y el Ejecutivo considera incluso que refuerza la seguridad jurídica de la regulación del sector.

La protesta llegó a vivir momentos de tensión cuando un grupo de taxistas destrozó en Atocha una furgoneta de transporte privado lanzándole piedras y huevos, según un fotógrafo de Reuters testigo de la manifestación.

La policía tuvo que intervenir para que el vehículo pudiera abandonar la zona abriéndole paso.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, se posicionó el jueves a favor de las reclamaciones de los taxistas.

"Pensamos que carece de sentido este debate, meterlo de tapadillo dentro de la Ley Ómnibus, cuando lo que tiene que hacer el Gobierno en ese proyecto de ley (...) es establecer un marco legislativo general y no una aplicación de esta medida de carácter singular", declaró el alcalde.

"Por lo tanto nosotros sí apoyamos la petición de los taxistas de que se retire este artículo 21", añadió.

Antes de la convocatoria oficial de la protesta, de 11:00 a 13:00 horas, numerosos taxistas se concentraron ya de madrugada en el centro de la capital para mostrar su rechazo a la ley.