Público
Público

Protestas estudiantiles en Francia contra el retraso de la jubilación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de estudiantes se congregaron hoy en diversos puntos de Francia para "elevar la voz" contra el retraso de la edad de jubilación a la espera de nuevas jornadas de movilización convocadas por los sindicatos y mientras la reforma avanza en su trámite parlamentario.

Convocados por la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF), los alumnos participaron en pequeñas concentraciones y no en una gran manifestación, puesto que los organizadores quisieron así evitar la guerra de cifras.

De esta forma, los estudiantes se concentraron ante lugares simbólicos, como las sedes provinciales del partido conservador de Nicolas Sarkozy, la UMP, o de la patronal MEDEF, así como frente a Ayuntamientos y organismos oficiales.

Pero la más paradigmática de las acciones tuvo lugar en París, frente al Senado, a la hora en la que se procedía al voto definitivo de la ley que retrasa la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 para cobrar la totalidad de la pensión.

Ante la cámara alta, los estudiantes gritaron que aportaban "un audífono para los senadores", con el fin de que "escuchen el grito de la calle".

"Por el momento parecen sordos a las peticiones de los manifestantes, pero venimos a decirles que la movilización no se va a detener", afirmó el portavoz de la UNEF, Jean-Baptiste Prevost.

El líder estudiantil aseguró que no se puede decir que el movimiento contestatario esté en decadencia y consideró la jornada como "una etapa de apoyo a la gran manifestación que se espera el jueves" convocada por los sindicatos.

"El frente sindical mantiene su fortaleza y yo quiero decirles que los jóvenes y los estudiantes estarán con ellos para que se escuche la voz mayoritaria de la sociedad", agregó.

Prevost aseguró que el Gobierno no ha tenido en cuenta las reivindicaciones de los estudiantes, que pretenden que se tenga en cuenta los años de formación a la hora de calcular la vida activa de los trabajadores.

Los estudiantes universitarios, que no están de vacaciones, recibieron el apoyo de los de institutos, que estos días no tienen clase por el parón de la festividad de Todos los Santos, el próximo 1 de noviembre.

El responsable de la Federación Independiente Democrática de Estudiantes de Institutos (FIDL), Massira Baratig, aseguró a Efe que la jornada de hoy contaba con su apoyo pero que el verdadero test se vivirá el jueves.

"Estoy convencido de que los alumnos de institutos irán en masa a las manifestaciones", aseguró el líder estudiantil, convencidos de la "ebullición" que se vive en los centros contra la reforma de las pensiones.

Baratig negó que el movimiento se esté desinflando y aseguró que "hagan lo que hagan los trabajadores, los estudiantes de institutos seguirán movilizados" contra el proyecto estrella del mandato de Sarkozy.

Tampoco tienen previsto parar sus movilizaciones pese a que el texto está a punto de ser definitivamente aprobado por los parlamentarios.

"La democracia también pasa por la calle cuando hay una gran presencia ciudadana y frente a un Gobierno que da muestras de autismo", afirmó.

Los senadores adoptaron hoy de forma definitiva el texto, que queda pendiente del refrendo de los diputados, que está previsto para este miércoles.

La jubilación a los 60 años quedará enterrada en Francia a mediados de mes, cuando Sarkozy rubrique la ley.